Se encuentra usted aquí

Monarcas obstinados

Sebastián Sosa mantiene el optimismo para la vuelta contra los Diablos Rojos
El arquero de Morelia no da nada por perdido en la serie (SANDRA BAUTISTA. IMAGO7)
24/11/2017
03:03
Christian Mendoza
-A +A

[email protected]

Los Monarcas no dan la serie por perdida. Han pasado situaciones peores, como la lucha por el no descenso, por lo que el optimismo de remontar al Toluca (2-1), y en Liguilla, es elevado.

“Hemos demostrado que en las situaciones difíciles nos fajamos y hacemos las cosas bien”, dijo el portero Sebastián Sosa.

Con el malestar anímico por perder la ventaja de un gol en el Nemesio Díez, el meta uruguayo aceptó que es molesto el haber caído de último minuto.

Ahora toca la suya, el Morelia estará más que listo para recibir a los Diablos Rojos.

“Estamos convencidos. Claro que cometimos errores, pero hay posibilidades de revertir y avanzar a semifinales”, reiteró el cancerbero charrúa. “El partido no se acaba hasta que silba el árbitro. [En Toluca] se nos escapó el partido en los últimos minutos, pero la vuelta será otro juego. Hay confianza en lo que puede realizar este equipo y lo vamos a hacer”. De la escuadra mexiquense, Sosa analizó que “tiene buenas individualidades, pero hoy tenemos que preocuparnos solamente por nosotros, habrá que revertir la situación con ganas, tranquilidad y no volvernos locos”.

Por otro lado, el argentino Pablo Barrientos, quien rompió el empate frente a los Monarcas el miércoles por la noche, expresó que la clave para sellar la llave es mantenerse con los pies sobre la tierra. “Las Liguillas hay que jugarlas como finales. Esperamos jugar [en el estadio Morelos] como acá [en el Nemesio Díez]”.

De igual modo, el mediocampista, quien no marcó a lo largo de la fase regular del torneo Apertura 2017, consideró que el cuadro escarlata está para jugarle a cualquiera, porque desde ahora “se lo juegan todo a muerte”.

“Estamos ante un gran rival, pero debemos pensar en nosotros y saber que cada partido es a muerte. Tenemos plena confianza, jugamos bien y nos plantamos bien de visitantes”.

Finalmente, el medio ofensivo Antonio Ríos se rindió ante el espíritu endiablado de sus compañeros: “este equipo nunca bajó los brazos, sabíamos que sería de ida y vuelta”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS