En Pumas piden a jueces atención

Los felinos creen que es injusto perder por errores de los árbitros, pero confían en que mejorarán
César Ramos tuvo una actuación desastrosa (IMAGO7)
28/02/2018
00:25
Christian Mendoza
-A +A

[email protected]

La relación de los Pumas con el arbitraje es una línea delgada tras nueve jornadas en la Liga MX.

En el duelo ante Guadalajara (1-1) del pasado domingo, el árbitro César Ramos se equivocó al señalar uno de los dos penaltis. Y sumado al cotejo de la octava fecha, contra el Tijuana, donde Fernando Guerrero también les pitó una pena máxima inexistente.

Hay desconcierto en los jugadores, como Marcelo Díaz, quien por orgullo se niega a perder por “errores que no son nuestros”.

“Por favor, pedimos que sea igual para ambos lados, a Nico [Castillo] también le hicieron un penalti claro que no se cobra, y a la primera, a nosotros nos cobran uno que no. En el segundo penalti no tenemos nada qué decir, no vamos a reprochar nada”.

“No voy a decir que nos sentimos perseguidos, solamente que hay situaciones en el juego en donde se nos está perjudicando y a mí, por lo menos, no me gusta eso, porque si me van a ganar, que me ganen de buena forma, no por errores que no son nuestros”, reclamó el chileno.

En lo que va del Clausura 2018, Universidad se mantiene en el promedio con respecto a los otros equipos, en acumulación de tarjetas amarillas y rojas.

Además de que son quintos en la tabla de fair play (juego limpio), los universitarios suman 21 amonestaciones y dos expulsiones; el Tijuana y el Toluca son los más castigados, con 34 amarillas y cuatro rojas, respectivamente.

La indisciplina no es su problema, sino la falta de concentración en momentos importantes. “Tenemos que seguir insistiendo a lo que jugamos desde las primeras fechas, donde jugábamos más con el balón, no tanto al pelotazo, Confío que lo vamos a reflejar”.

Por otro lado, con el compromiso de finiquitar esta noche su pase a la siguiente ronda de la Copa MX, en su visita al FC Juárez, el técnico auriazul, David Patiño, marcó distancia para criticar a los silbantes. “Vamos a consolidar la calificación, es importante para nosotros. No hablaremos de los árbitros, vamos a respetar su trabajo”, indicó el entrenador, que además respaldó a los suyos ante la negativa de portar playeras con mensajes contra el narcomenudeo en Ciudad Universitaria. “Fue decisión de los jugadores y se respetó”, explicó a los medios.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS