En la Noria aún esperan liguilla

Chuy Coro na ve que la clasificación a la Fiesta Grande aún es posible, pero ya no pueden fallar
Jesús Corona dice alto a más derrotas para el conjunto cementero. (IMAGO7)
17/03/2018
05:26
Édgar Luna Cruz
-A +A

[email protected]

El Cruz Azul tiene 11 puntos y quedan por disputar 18... La realidad es que la clasificación se ve muy difícil de conseguir, “pero no imposible”, dice Jesús Corona, capitán de los cementeros, quien toma aire, se da confianza y hasta se escucha algo irreverente, si se toma en cuenta lo que ha sucedido con La Máquina en este Clausura 2018.

“Mientras haya esperanza, mientras tengamos oportunidad, vamos a buscarla”, dijo el portero cementero, que sabe de la importancia del juego de mañana ante los Pumas, porque no sólo se debe seguir con la esperanza de una Liguilla, sino también, seguir en crecimiento, demostrar que la goleada al Pachuca no fue obra de la casualidad.

Para entrar a las finales, La Máquina debe conseguir una media de 26 puntos, considerando que en los últimos torneos, el octavo sitio ha logrado de 27 a 24 unidades, así que el triunfo es más que urgente, no se puede volver a fallar.

“Nada es imposible, así que haremos todo por conseguirlo. Insistiremos en mejorar, en poner mucha atención a las cosas que nos han estado fallando y mejorar aún más en lo bueno. Aquí no nos damos por vencidos. Repito... mientras haya esperanza”.

De los últimos siete torneos, Cruz Azul sólo ha clasificado en uno, en el pasado Apertura 2017, cuando entró en sexto sitio, con 27 unidades.

“Le hemos dado vuelta a la página, a eso y también a lo que sucedió en el juego ante Pachuca. Lo disfrutamos, lo celebramos, pero ya... Esta semana nos preparamos bien, porque el rival es de prosapia, es Pumas y hay que aprovechar los momentos que viven ambos equipos para sacar diferencia”.

Los azules, con la goleada a los Tuzos, rompieron una racha de ocho partidos sin ganar en la Liga MX, eso sin contar la eliminación en la Copa MX. Pumas llegó a cinco juegos sin victoria, además de que también fue echado en el torneo copero.

“Nosotros estábamos desesperados por no conseguir el resultado. El equipo jugaba bien, para ganar y las cosas no salían, pero eso sí, no dejamos de entrenar, de seguir las órdenes del técnico y la cosecha ha llegado, ahora no nos confiamos, repito, fue un partido bueno, pero no hemos salvado nada ni a nadie”.

La semana de trabajo fue muy diferente a las pasadas, “claro, había mucha más tranquilidad, mejor ambiente, un triunfo siempre ayuda a trabajar con más tranquilidad, eso siempre”.

Nuevos aires se respiran en La Noria, esto es “gracias a todo el grupo, cuerpo técnico y jugadores, y todo suma, hasta lo del coaching, todos se llevan su mérito, pero lo importante no es dejarlo ahí, no hemos ganado nada, buscamos una clasificación y mientras haya esperanza, la vamos a buscar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS