Oswaldo Alanís puede romper contrato con Chivas

Ante el abuso del Guadalajara, el zaguero tiene la opción de rescindir su vínculo: FIFPro
El defensa sigue entrenando en la Segunda División (MARCOS DOMÍNGUEZ. IMAGO7)
22/12/2017
04:00
Héctor Alfonso Morales
-A +A

[email protected]

Oswaldo Alanís puede “romper” el contrato que lo liga al Guadalajara, cuya directiva lo mandó a entrenar con la Segunda División del Rebaño Sagrado.

De acuerdo con la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales [FIFPro], la legislación de la FIFA vigente permite que los jugadores —como el zaguero de Chivas— que son sometidos a presiones de sus equipos, puedan disolver la relación contractual con causa justificada.

Además, en 2018 entrará en vigor una regla aún más explícita para inhibir situaciones como las que vive el defensa central de la Selección Mexicana.

“Recientemente firmamos un acuerdo con la FIFA para tener normas que protejan aún más a jugadores como Alanís. Si un club es encontrado culpable de acosar a un futbolista, prohibiéndole jugar con el primer equipo para que pueda finiquitar su contrato sin problema”, explica el vocero de la FIFPro, Raymond Beaard, en entrevista con EL UNIVERSAL Deportes.

“Nosotros estamos muy atentos al tema del jugador del Guadalajara y estamos dispuestos a brindarle asesoría legal para apoyarlo en lo que necesite”, añade.

Esta postura significa un revés para lo que pretende Jorge Vergara. El dueño del Rebaño Sagrado explica que “si no se llega a un acuerdo, él ya no podrá jugar en Chivas”.

Es decir, Alanís quedaría “congelado” de la escuadra estelar rojiblanca, debido a su negativa a renovar por sólo seis meses su contrato, sin un aumento de sueldo. Según Vergara “no se lo merece”.

“Cuando tienes un jugador que está ausente en la cancha por varias razones y cuando todo el equipo tuvo malos resultados, no puedes pensar primero en subir tu sueldo cuando no rendiste lo que tenías que hacerlo. Gastamos 5 millones de dólares en él”, revela el mandamás del chiverío.

La dirigencia del Rebaño quiso acomodar al defensor central en otro equipo. Vergara indica que el Querétaro quiso ficharlo con un aumento de salario de hasta 30%. Sin embargo, Alanís no aceptó el traspaso, “por tratarse de un equipo chico”.

El mandamás de las Chivas se ha mostrado inflexible en su postura hacia Alanís. Presume que “no estamos haciendo nada ilegal, porque le vamos a seguir pagando los seis meses que le restan de contrato”.

Pero la FIFPro ya puso la atención en el caso del defensa. La Asociación Internacional que vela por los derechos de los futbolistas no dejará solo al mexicano y está dispuesta a luchar por la libertad contractual del jugador que ha sido sometido a fuertes presiones del Guadalajara para hacer algo que no quiere.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS