Al grito de “Santos campeón”, laguneros toman las calles para festejar el título

La gente de Torreón se concentró en la Plaza Mayor para festejar el triunfo sobre Toluca; se registró una pequeña gresca entre aficionados que se lanzaron objetos
Así se veía la Plaza Mayor de Torreón (Francisco Rodríguez/ EL UNIVERSAL)
Así se veía la Plaza Mayor de Torreón (Francisco Rodríguez/ EL UNIVERSAL)
21/05/2018
01:28
Francisco Rodríguez / Corresponsal
-A +A

Torreón.- Miles de laguneros se volcaron a las calles de la Comarca para festejar el campeonato de Santos Laguna luego de derrotar en la final a los Diablos del Toluca.

La gente en Torreón tomó las principales calles de la ciudad y se concentró en la Plaza Mayor, en el centro de la ciudad, donde chicos y grandes gritaron al unísono: ¡Santos campeón!

La gente llegó con banderas, cornetas y espuma que lanzaban al aire. Los coreos de “Sí se pudo, sí se pudo” o el “oee, oee oee oee, Santos, Santos” se cantaban a una sola voz. Los saltos entre los más jóvenes, las selfies entre las familias, la felicidad masiva.

“Es una alegría muy grande, venir a festejar los títulos del Santos. Cada campeonato se disfruta como el primero”, comentó Jorge, aficionado santista.
 

A la Plaza Mayor, calcularon autoridades, se concentraron alrededor de 40 mil aficionados. Hasta las 12 de la noches, el saldo reportado era de festejos tranquilos, sin mayores incidentes.

Por el Bulevar Independencia, una de las principales avenidas de Torreón, las filas de coches asemejaban un desfile de playeras verdiblancas y banderas guerreras. Niños y niñas festejaban arriba de los coches o las cajas de las camionetas.

La gente se bajaba y echaba espuma al aficionado de al lado. Los cláxones y los cánticos de “Yo sigo a mis guerreros a todas partes” parecían estar coordinados. El festejo era uno, la alegría era de miles.
santos-alberto-3.jpg
FOTO: Alberto Carrera/ EL UNIVERSAL
El operativo de seguridad se había establecido hasta las dos de la madrugada, pero los festejos empezaron a ahogarse antes. En Plaza Mayor, a diferencia del jueves pasado, no hubo mayores incidentes.

En un momento surgió una pequeña gresca donde aficionados empezaron a lanzarse objetos, pero la misma gente los apaciguó. Querían festejar y gritar “Santos campeón”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS