Nadie apuesta por repunte de Reds

La reconstrucción de la novena de Cincinnati llevará mucho tiempo, su fuerza en el plato es pobre
Joey Votto mantiene un nivel de primera, pero no es suficiente (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
18/03/2018
03:54
A.V.
-A +A

Los Reds no califican a Playoffs desde 2013 y perdón por los aficionados de la novena —hay algunos— tampoco estarán esta campaña en la cual se mantienen en una reconstrucción que lleva más tiempo que nuestros segundos pisos en Periférico.

El juego se llama pitcheo y en 2017 les faltó nombre porque terminó en el penúltimo puesto de efectividad de 5.17.

Fuera de Anthony DeSclafani y tal vez Homer Bailey no hay mucho talento en Cincinnati.

Está bien que el primera base Joey Votto forme parte de la elite, pero no puede hacerlo todo. Perdieron al shorstop estelar Zack Cozar en la agencia libre y eso significa un hueco en el orden al bat y en la defensiva.

Votto se convirtió en uno de los únicos tres jugadores en tener al menos 179 hits, 36 jonrones, 134 bases por bolas y 83 ponches o menos en una temporada. Babe Ruth y Ted Williams son los otros.

Firmaron al catcher, Tucker Barnhart, en un contrato a largo plazo, amigable para el equipo. Barhart es bajo en estatura pero grande en condiciones atléticas como movilidad detrás del plato y un brazo fuerte con el que ya suma un Guante de Oro.

Scooter Gennett tuvo una ruptura de poder fuera de la nada en 2017, casi dobló su récord personal en jonrones con 27 (incluidos cuatro en un juego) y conduciendo en 97 carreras, todo en menos de 500 apariciones en el plato. Es difícil esperar cualquier tipo de repetición, pero tendrá más tiempo dentro del diamante.

Uno de los sellos distintivos de Opening Day en Cincinnati es Findlay Market Parade. Los Reds, como la franquicia más antigua del beisbol, siempre abren en casa. Findlay Market, el punto de referencia al aire libre al norte del centro de la ciudad, ha patrocinado un desfile durante 98 años. Este año, sin embargo, el desfile no será en el día inaugural, que es el 29 de marzo. Debido a un conflicto con el Jueves Santo, un gran día de compras de Pascua, el desfile se movió al lunes 2 de abril.

Si bien lo anterior es anecdótico, también lo será la próxima campaña en la que están colocados en las casas de apuestas como el último lugar de división Central de la Liga Nacional.

Los Reds no están en el mercado de agentes libres de grandes cantidades de dinero, por lo que sus adquisiciones no han acaparado los titulares de noticias.

Han tenido discusiones preliminares sobre el jardinero central Billy Hamilton, pero el impulso parece haber disminuido. Obviamente no quieren dejarlo ir, pero tendrán que poner dinero.

Con 59 bases robadas y un .299 Hamilton es más valioso en los juegos de fantasía que en la realidad. Nunca va a golpear de poder y su disciplina en el plato es pobre. Pero no hay nadie más consistente de robos en las últimas cuatro temporadas: 56, 57, 58, 59.

Lo mejor para los Reds está por venir y en ese futuro está incluido Hunter Greene, el chico de 18 años que puede pitchar y batear. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS