Frío extremo, enemigo de MLB

El mal clima ha aplazado 24 juegos desde el inicio de campaña y afecta números de asistencia
La nieve y la lluvia han afectado a los fanáticos de las Grandes Ligas (JOHN SLEEZER. AP)
18/04/2018
02:17
Ariel Velázquez
-A +A

Las extremas condiciones climáticas en varias ciudades de Estados Unidos provocaron que 24 juegos —hasta ayer— se hayan aplazado y convertido a los estadios en parques sin diversión.

Tomando en cuenta que la actual campaña es la que más temprano ha iniciado en la historia de las Mayores —29 de marzo—, este año sólo está por debajo de 2007, cuando la lluvia cerró las taquillas de 26 juegos.

El beisbol no es amigo de la lluvia y mucho menos de la nieve. Es como una quinceañera caprichosa que para salir de casa lo tiene que hacer en días soleados.

El domingo pasado, seis juegos fueron pospuestos (ambos juegos de doble cartelera entre Yankees y Detroit; Angels en Kansas City, Toronto en Cleveland, White Sox en Minnesota, Atlanta en Cubs).

Un día antes, el público de tres estadios tuvo que regresar a casa sin ver un solo lanzamiento o batazo: Yankees en Detroit, White Sox en Minnesota, Toronto en Cleveland). En total, 12 de los 18 días de la temporada de principios de 2018 han visto posponer al menos un juego, por el clima.

Todo esto está causando una abolladura masiva en los números de asistencia de la liga. A partir de la publicación, sólo 11 de los 30 clubes en Grandes Ligas están viendo una asistencia más alta que la temporada pasada en este momento, con cerca de 400 mil aficionados con boleto pagado.

Ir al estadio con campos nevados es una tradición en la NFL, pero MLB no entiende de condiciones siberianas para llevar a cabo un juego de pelota.

El torbellino de lluvias y vientos cortantes también castiga a los fanáticos, quienes no están tomando su abrigo para ir a ver beisbol.

En comparación con la temporada pasada en esta coyuntura, los Red Sox han perdido unos dos mil 500 fanáticos por juego. Para los Cubs y Cardinals son casi 5 mil.

El promedio de los Indians de Cleveland ha bajado más de cinco mil, los Rangers más de siete mil, mientras que Pirates más de siete mil 500.

Los Blue Jays, Tigers y Royals están cada uno en el rango de ocho mil fans, y Marlins están empujando a 10 mil. Los más severos son los Orioles, que han jugado seis encuentros en casa y tienen casi 16 mil personas menos en cada uno de sus choques.

La multitud promedio de 27 mil 532 sobre los 221 juegos de MLB jugados esta temporada es de dos mil 700 fanáticos por juego más bajo que el año pasado por el mismo punto. En el transcurso de una temporada completa, eso equivaldría a una caída de más de 6.5 millones de fanáticos.

Ahora, la última vez que la Liga sufrió un abril con más aplazamientos que esto fue en 2007. Durante los primeros 225 partidos de 2018, el público promedio fue de 29 mil 888. Al final del año, ese número saltó a 32 mil 704 por juego para un total de más de 79.5 millones, siendo la cifra de asistencia más grande en la historia del juego.

El beisbol odia la lluvia y el frío y las Grandes Ligas rezan por un mayo más amable.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS