Alentador 2018 para los Twins

La novena de Paul Molitor, con Byron Buxton en plenitud, peleará un boleto de comodín para Playoffs
Buxton es clave en el accionar de Minnesota (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
28/03/2018
00:24
Ramón Treviño
-A +A

La temporada pasada los Twins dieron una grata sorpresa a sus aficionados. Avanzaron a los Playoffs, tras seis años de ausencia.

Minnesota perdió en el único duelo que disputó —ronda de comodín—, frente a los Yankees de Nueva York, pero mostró un nivel digno para ilusionarse con un futuro muy prometedor.

La mejoría de una temporada a otra fue algo bastante sorprendente. De ganar 59 juegos de los 162 que se disputan en Grandes Ligas en 2016, los Twins cerraron el otoño de 2017 con 85 victorias y el segundo sitio en la división del Centro de la Liga Americana.

Para este año, la novena del manager Paul Molitor no mejorará otro 16 por ciento en su efectividad, pero sí dará mucha pelea para competir por un boleto como comodín en la postemporada.

Minnesota no avanzará como el primer sembrado del Centro, ya que tiene enfrente a la máquina de cuadrangulares de los Indians de Cleveland.

Además de sus rivales directos en su División, como los Royals de Kansas City —mayor presión directa—, su competencia también serán los Red Sox de Boston, en el Este, y los Angels de Los Ángeles, en el Oeste.

El dominio que los Indians tuvieron en las últimas dos campañas se mantendrá, por lo que los Twins estarán con los ojos más sobre los garabatos que lo rodean en la Americana, ya que sólo se otorga un par de tickets como wild card.

Artículo

Pirates hace un nuevo intento

Pittsburgh tiene como punto fuerte a sus abridores, con Jameson Taillon como punta de lanza
Pirates hace un nuevo intentoPirates hace un nuevo intento

 

¿Qué tiene Twins a su favor?

Empecemos con la joya de Byron Buxton. Después de ser pulido por un par de años, el jardinero explotó en 2017. Se convirtió en la pieza clave de la novena y en su nueva imagen.

Buxton, con un cuarto de siglo de edad, ganó su primer Guante de Oro, gracias a sus 117 hits, 16 vuelacercas (tres durante el mismo juego frente a Toronto) y 51 carreras impulsadas.

Si estos números no impresionan lo suficiente, ya que hubo peloteros con mejores cifras durante la campaña pasada, el pelotero logró robarse 29 bases, en 30 intentos. Durante un juego frente a los Orioles de Baltimore, el 7 de julio, Byron corrió de primera base hasta home —82.5 metros—, en 9.47 segundos.

La velocidad del jardinero será factor para convertir los dobles
en anotaciones.

Hay que agregar a Brian Dozier, Jon Mauer y Miguel Sanó sobre el plato, y Minnesota tendrá con qué para pelear por más este 2018.

Ervin Santana será el as en la rotación del piloto Molitor, quien tiene todavía algunas dudas sobre su bullpen, ya que fue el punto débil en 2017.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS