Tira 85 millones de dólares en Bitcoin a un vertedero

Un informático de Reino Unido, tiró por error un disco duro con 85 millones de dólares en Bitcoin. Ahora quiere rebuscar en un vertedero para encontrarlos
En 2013 durante una mudanza, el informático tiró al contenedor de basura el disco duro con los bitcoins
06/12/2017
11:39
Redacción
-A +A

El bitcoin es la moneda de moda, por lo que quienes tuvieron la oportunidad de invertir en ella cuando parecía no redituable, ahora pueden amasar pequeñas fortunas, a no ser que tuvieran la mala suerte de que toda la información se encuentre en disco duro que acabó en el cubo de la basura por error.

Este es el caso de James Howells, un informático de Newport, Gales, quien en 2009 desconectó su disco duro del servidor al que estaba vinculado porque a su novia le molestaba el ruido del ventilador, así que decidió desmontarlo junto con las claves de acceso y 7 mil 500 bitcoins y guardarlo en un cajón a la espera de tiempos mejores.

En 2013, durante una mudanza, el informático cometió un error fatal: tiró al contenedor de basura el disco duro con las claves. Ese año, el precio del bitcoin estaba en alrededor de 130 dólares, por lo que acababa de perder aproximadamente 975 mil dólares.

“Guardé el disco duro en un cajón en casa sabiendo que contenía mis llaves privadas de Bitcoin, por lo que si el Bitcoin se volvía valioso algún día, aún tendría las monedas que había extraído ", dijo al Telegraph.

Según explica el informático, se olvidó del disco duro porque estaba centrado en "la familia y el cambio de casa".

Apesar de lo desfaborable que podría parecer la situación, Howells logró contactar con el vertedero en el que se encuentra el disco duro, que tiene el tamaño de un campo de fútbol.

Sin embargo, ahora el problema es que el disco duro podría estar a una profundidad de un metro, por lo que el coste de localizarlo sería muy elevado.

Desde entonces el Bitcoin no ha parado de subir; hoy, los bitcoin de Howells tienen un valor de más de 85 millones de dólares, y su propietario ha decidido que es hora de emprender la búsqueda en serio.

Howell es consciente de que la búsqueda puede acabar dejándolo con las manos vacías, ya que es factible que el disco duro nunca aparezca, y si lo hace puede estar irremediablemente dañado que la clave se haya perdido.

Además, excavar en un vertedero es un reto peligroso porque pueden producirse escapes de gas y explosiones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios