Se encuentra usted aquí

Internet de las cosas... ¿ridículas?

Con tecnología todo puede volverse más listo pero ¿cuándo no vale la pena?
No todo tiene que estar conectado
08/09/2017
00:05
Gabriela Campos
-A +A
 #EnPortada

Es un día cualquiera en el futuro próximo y ha sido pesado. Enciendes tu automóvil, le indicas que te diriges a casa y este calcula cuánto tardarás en estar allí. Se oscurece, hace frío y estás cansado; pero no te preocupa, las luces se encienden a tu llegada, la calefacción ya se encargó de regular la temperatura, tu café está listo: y tú no tuviste que mover un dedo.

El anterior es uno de los anhelados escenarios que el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) podría ofrecer en las viviendas del futuro. Al converger nuestros objetos en Internet, se puede sincronizar y programar su funcionamiento mediante dispositivos móviles, altavoces inteligentes o su propia interfaz.

Muchos ya utilizamos algunos dispositivos inteligentes, como celulares, relojes, televisores y, en algunos casos, hasta refrigeradores, pero no siempre convergen en Internet y en pocas ocasiones se conectan con asistentes inteligentes, como Alexa, para controlarlos por voz y sincronizar sus acciones.

Por supuesto, el Internet de las Cosas es más que eso y puede traer beneficios más allá de la comodidad y la recreación en los hogares; por ejemplo, aquellos relacionados con los procesos industriales, comerciales o con la seguridad o ahorro energético.

Sin embargo, la tecnología que usamos en el día a día es la que es más notoria para gran cantidad de personas. En ese sentido, algunos de los dispositivos inteligentes más solicitados para los hogares, de acuerdo con el estudio 2015 State of Smart Home Report, de la empresa Icontrol Networks, son: las cámaras de vigilancia para la detección de intrusos o siniestros, y aquellos que permiten cerrar las puertas desde una ubicación remota.

El informe demuestra que cada vez más personas buscan migrar al Internet de las cosas. La consultora Gartner, por ejemplo, estima un total de unidades de IoT instaladas de 6 mil 381.8 millones en 2016, incrementadas a 8 mil 380.6 millones en 2017, y espera que lleguen a 20 mil 415.4 millones para 2020, casi el triple de la población mundial actual.

En cuanto a los hogares, la tendencia es la misma. El IoT Report de Business Insider, publicado a finales de 2016, expone un crecimiento en los envíos de productos para smart homes de 83 millones en el año 2015, a 193 millones para 2020. Aún más impactante, Gartner prevé que en el año 2020 cada casa familiar típica podría tener más de 500 dispositivos inteligentes.

Sin embargo, ¿cuántos de estos objetos serán realmente funcionales y aportarán valor? Es difícil definirlo pues actualmente muchos de ellos se encuentran en etapa de incubación, son muy básicos en sus funciones y la interconexión que ofrecen es todavía limitada.

Incluso, algunos inventos del IoT aplicados a hogares pueden resultar absurdos por falta de inventiva, un mal diseño o un enfoque incorrecto. Estos han pasado la frontera entre facilitar la vida y volver innecesariamente complejas actividades que no requieren mayor esfuerzo. Mira algunos ejemplos...

1

Huevera Quirky Egg Minder

Estás en el supermercado y no sabes si aún hay huevos en el refrigerador, entonces tú…

a) adquieres una huevera inteligente por 909 pesos, más envío, en cuya aplicación podrás revisar cuántos huevos quedan y cuánto tiempo llevan allí (como si no lo supieras) o

b) llevas medio kilo por si acaso y sigues con tus demás compras. ¡Qué dilema!

2

Dildo We-Vibe

Las relaciones a distancia son por sí mismas complicadas, mucho más en lo que refiere a las relaciones sexuales; pero existen soluciones. Este vibrador tiene su propia app, mediante la cual se pueden controlar los vibradores de la pareja, acceder a un chat y mandar voz o video. Sería una lástima que tu contenido cayera en manos equivocadas.

3

Prensa Juicero

No, no es extractor de jugo. A cambio de 399 dólares (más de 7 mil pesos), este aparato, inútil sin Wi-fi, se encarga de presionar unas bolsas con pulpa de frutas y vegetales, hasta sacarles jugo. El equipo que estaba recaudando fondos para su fabricación anunció esta semana que regresaría el dinero: al parecer la idea no era tan buena.

4

Tetera iKettle

Si se te quema hasta el agua, esta es la solución definitiva a tu falta de talento culinario. La temperatura de esta tetera inteligente puede ser configurada desde una app, por lo que tu té quedará siempre perfecto; podrás ver desde tu celular cuántas tazas de agua hay en el interior, pero nunca a simple vista, pues es totalmente metálica.

5

Oprimidor de botones Microbot Push 2

Creíamos que nunca llegaría el día que no tuviéramos que pararnos a apretar un botón nunca más. La empresa Prota nos muestra cómo funciona en el apagador o la laptop. Por 50 dólares, pensamos comprar uno para la televisión y ponerlo en el botón de encendido, ¡qué lata tener que tomar el control de la mesita de centro mientras chateamos!

6

Cepillo Kérastase Hair Coach

Seguro te urge un coach para aprender a desenredar tu cabello (a nosotros tampoco) y L’Oréal lo integró en un cepillo que analiza el sonido, orientación y rapidez con que lo desenmarañas; te dice si lo haces mal, te recomienda productos mediante una aplicación y podrás adquirirlo por el “súper precio” de 200 dólares (más de 3 mil 600 pesos).

7

Tenedor Hapifork

Si te gustan las cosas que vibran, amarás este tenedor que se encargará de hacerte saber siempre que estés comiendo demasiado de prisa. Además, se conecta a una aplicación donde te muestra estadísticas acerca de la duración de tus comidas, la cantidad de bocados que llevaste a tu boca con el tenedor y la velocidad con la que comiste.

8

Bote de basura Bruno

Después de barrer no deberás usar recogedor ni practicar el deporte extremo que supone abrir el bote con el pedal o con tu mano, simplemente pon la basura debajo del cubo y será aspirada. Bruno también te recordará cuándo pasa el camión de la basura para que no se te olvide, porque poner un recordatorio en el calendario de tu móvil es obsoleto.

9

Detector de ventanas abiertas Tripper

Levantarte a media noche para verificar si tu ventana se ha quedado abierta porque te ha despertado un terrible flujo de viento congelado, es una molestia. Con este invento, solamente necesitas acceder a una app sin salir de tu cama y sabrás si está abierta, para después pararte a cerrarla en caso de que lo esté. También sirve con puertas.

10

Botella de agua HidrateMe

Los instintos son anticuados, ya nadie los usa. Para qué hacerle caso a tu cuerpo cuando necesita agua, si existen botellas inteligentes que te recuerdan en qué momento y cuánto beber. Esta botella, que recaudó más de 17 veces su meta en Kickstarter, también mide la temperatura ambiental para saber si tus necesidades de hidratación cambian.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS