Humanos mejorados: Cuando los cyborgs se vuelven realidad

Al adaptar tecnología a su cuerpo, los cyborgs están entre la realidad y la ficción
La falta de alguna extremidad o sentido los llevó a mejorar su cuerpo con tecnología
25/08/2017
00:05
Jesús Pallares
-A +A
#EnPortada

En la ciencia ficción, el término “cyborg” se emplea para referirse a todo aquel organismo cibernético. Usualmente eso se traduce en un humano que es, en parte, una máquina.

En diferentes filmes y libros de ciencia ficción, los cyborgs se asocian con robots, aunque esto no es del todo correcto. Cada concepto responde a una definición y origen distinto. Un robot, por ejemplo, es un mecanismo no vivo que fue diseñado para atender las órdenes que se le indiquen; mientras que un cyborg es un ser vivo que, en tanto humano, piensa por sí mismo y puede tomar decisiones a placer.

Estrictamente, la Real Académia de la Lengua Española define a un cíborg como un ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos, razón por la cual han resultado tan atractivos para protagonizar historias en diferentes filmes y libros, y cuyo concepto seguramente seguirán explotando.

Como ejemplo podemos mencionar la película “La Liga de la Justicia”, próxima a estrenarse, en la que uno de los personajes principales, llamado Victor Stone, alías “Cyborg”, es infectado por un virus espacial-informático que lo convierte en un hombre-máquina.

Pero en la vida real, fue Manfred E. Clynes quien acuñó (a mediados del siglo pasado) el significado de esta palabra tal como la utilizamos hoy. De acuerdo con este científico, “un cyborg es un sistema hombre-máquina en el cual los mecanismos de control de la porción humana son modificados de manera externa por medicamentos o dispositivos de regulación para que el ser pueda vivir en un entorno diferente al normal”. En pocas palabras esto quiere decir que cualquier persona que use un dispositivo electrónico-informático integrado como una parte de su cuerpo se convierte en un cyborg.

De acuerdo a lo anterior, en esta categoría entrarían las personas que utilizan prótesis robotizadas o hasta dispositivos que les permitan hacer cosas que antes no podían, como ver a color o caminar.

¿Robot, androide o cyborg? Con los avances de la tecnología se hizo necesario crear categorías para definir los diversos tipos de desarrollo de acuerdo a sus características físicas.

Es por ello que existen definiciones y discusiones respecto a lo que es un robot, un androide y un cyborg. Básicamente, el primero, como ya se mencionó, solo es una máquina que obedece órdenes; por otro lado el androide es un robot que imita tanto en apariencia como en capacidades a los seres humanos; por último, un

cyborg es un humano que emplea tecnología para sustituir alguna extremidad o mejorar sus sentidos y capacidades.

Tomando en cuenta lo anterior un ejemplo de cyborg sería Nigel Ackland. Este hombre trabajaba como fundidor de metales preciosos, hasta que, hace cinco años, tuvo un accidente al manejar una licuadora industrial que le aplastó y casi arrancó su brazo derecho. Aunque por seis meses se sometió a varias operaciones para poder recuperarlo, se llegó a la conclusión de amputar.

Inicialmente Ackland utilizaba una mano pasiva solo por una cuestión estética, ya que no podía moverla. Su segunda prueba fue una pinza, la cual funcionaba con el movimiento de su cuerpo, pero solo le permitía abrir y cerrar.

Poco tiempo después, se le proporcionó un brazo electrónico llamado bebionic v2, el cual se conecta a su brazo y nervios, por lo que él mismo puede controlarlo con su mente, esto significa que es capaz de realizar tareas cotidianas con normalidad, como son conducir, teclear, lavarse las manos, tomar un cubierto y comer.

Actualmente Nigel Ackland se dedica a impartir charlas sobre cómo este dispositivo cambió su vida, en ellas menciona: “me siento humano otra vez, con la mano robótica puedo tomar lo que sea, incluso puedo hacer señas, esto me ayuda mucho psicológicamente. El dispositivo no solo se parece a un brazo humano, si no que puedes sentirlo como si fuera tu extremidad, como si fuera una mano real”.

Así como existen casos de personas que han modificado su cuerpo por cuestiones de salud, debido a un accidente, también hay personajes que, por iniciativa, propia han experimentado implantándose diversos electrónicos. Aquí te mostramos los casos más impresionantes de personas que son consideradas como cyborgs.

Neil Harbisson

El primer ojo biónico

Neil es un artista que nació con una enfermedad llamada Acromatopsia, la cual solo lo dejaba ver en blanco y negro. Mientras crecía decidió solucionar su problema y crear el primer “Eyecyborg”. Este dispositivo, que se incrustó en su cráneo, posee una antena que capta los colores y produce vibraciones.

Estas señales se registran en sensores, los cuales las convierten en sonidos para que puedan llegar a su oído. Por decirlo de algún modo, ahora Harbisson “escucha los colores”. Actualmente el artista da conferencias, conciertos y hace obras de teatro en diversos países del mundo.

Harbisson, quien es reconocido por el gobierno británico como el primer cyborg en tener un pasaporte, asegura que puede captar todos los colores, incluso los infrarrojos y ultravioletas. Además puede recibir imágenes de lo que ven algunos de sus amigos e incluso se ha enlazado con el sistema espacial de su país para visualizar y sentir los colores del espacio.

Hugh Herr

El mejor escalador

A sus ocho años este hombre, ya había trepado 3 mil 544 metros del Monte Temple en Canadá y, cuando cumplió 17, fue reconocido como uno de los mejores escaladores de Estados Unidos. Un año después, cuando fue a escalar con su amigo alpinista Jeff Batzer, fueron alcanzados por una ventisca y se perdieron.

Para poder sobrevivir se refugiaron en un glaciar en donde pasaron tres noches, para cuando fueron rescatados, Herr había sufrido congelamiento severo en sus piernas, por lo que tuvieron que amputárselas.

Tiempo después, él mismo construyó un par de prótesis que funcionarían como sus piernas, la cuales son extremadamente fuertes para soportar su peso e impulsarlo al escalar. Poseen puntas de titanio que le ayudan a subir paredes verticales, además le permiten llegar a medir 1.82 metros. Estas prótesis le ayudaron a escalar más allá de lo que hubiera podido lograr, según afirma el también ingeniero y profesor de biofísica.

Jens Naumann

Vista tecnológica

Este personaje que perdió totalmente la vista, se convirtió, en 2002, en la primera persona en el mundo en recibir un sistema de visión artificial. Luego de muchas cirugías e implantes cerebrales se le acopló un ojo electrónico con el cual puede ver casi todo, aunque tiene algunas complicaciones al momento de enfocar algunos tipos de líneas y formas.

Para poder conectar y hacer funcionar este dispositivo se instalaron cables de platino en su córtex visual del cerebro, mismos que salen por la nuca y se conectan a unas gafas que poseen una minicámara de video con la que captura las imágenes. Para poder captar todo lo visualizado debe cargar en la cintura con un procesador que pesa tres kilos. William Dobelle, inventor de este dispositivo, se encuentra trabajando para desarrollar un prototipo mejorado que le permita a Naumann ver a color y poder diferenciar mejor los objetos. Jens por su parte, trabaja dando pequeños conciertos de piano para solventar sus gastos.

Angel Giuffria

La actriz con actitud de hierro

Es una modelo y actriz estadounidense que nació sin una parte de su brazo izquierdo, por lo que, al crecer, adoptó una prótesis que le permite realizar sus actividades de manera normal. Angel Giuffria se describe a sí misma como la primera actriz biónica en el mundo.

Su brazo fue desarrollado por la compañía Steeper, se trata de una prótesis capaz de moverse de acuerdo a las necesidades de su dueño a través de los movimientos del músculo del brazo, aunque la empresa ya trabaja en uno más avanzado que se moverá directamente en el músculo.

Algo que caracteriza a esta joven es que comparte con el mundo sus actividades para demostrar que el tener una prótesis no la limita, así, en sus redes sociales se le puede ver disparando flechas con un arco o peinando su cabello, ya que la precisión de su brazo le permite realizar diversas acciones a placer. Giuffria ha trabajado en varias películas como como White Rabbit Project, The Accountant, The Hunger Games y Genetic Lottery.

Kevin Warwick

Capitán Cyborg

Es un científico e ingeniero reconocido en el campo de la cibernética que ha realizado diversas investigaciones sobre la interfaz cerebro-computadora y ha implantado en varias partes de su cuerpo sensores que le permiten controlar objetos de uso cotidiano. En 1998 se introdujo debajo de la piel un sensor que actúa como un control remoto, con este pude controlar a distancia puertas, luces, calefactores, entre otros dispositivos utilizando señales de proximidad, con esto buscó probar los límites de lo que aceptaría su cuerpo y qué tan fácil sería recibir una señal significativa de un chip.

En 2002 se implantó un electrodo en su sistema nervioso, para controlar un brazo robot, gracias a este dispositivo podía mover y emular los movimientos de su brazo con mayor naturalidad. Actualmente se encuentra diseñando un controlador electrónico que se implantará en el cerebro para frenar los temblores en personas que padecen el mal de Parkinson.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS