Así podría mejorarse la alerta sísmica

Independientemente de las mejoras tecnológicas y mayor cobertura de sismógrafos en el país, se requieren mejores construcciones
Si estamos bien preparados, las instalaciones de nuestros edificios son seguras y seguimos las recomendaciones de Protección Civil, el riesgo sería menor
22/09/2017
17:38
Redacción
-A +A

El pasado 19 de septiembre México sufrió un sismo que afectó a diversas comunidades. Una de las razones por la que hubo un gran numero de afectados, es porque la alerta sísmica no se escuchó a tiempo, por lo que muchas personas no tuvieron oportunidad de escapar del movimiento telúrico.

Esto se debió a que la distancia entre el foco sísmico y la CDMX, fue prácticamente igual a la que había desde este punto de origen a las estaciones más cercanas de la alerta, por lo que la alerta sonó casi al mismo tiempo que inició el sismo.

Entonces cabe preguntarse, ¿puede mejorarse la alarma sísmica? Miguel Ángel Santoyo, sismólogo de la UNAM considera que sí, aunque estima que es preferible tener una mejor cultura sobre sismos y mayor información sobre ellos.

“Si estamos bien preparados, las instalaciones de nuestros edificios son seguras y seguimos las recomendaciones de Protección Civil, el riesgo sería menor. Más que necesitar una buena alerta sísmica, debemos de tener buenas construcciones”, añadió el especialista en sismología de movimientos fuertes.

Sin embargo, eso no significa que la alarma sísmica no pueda mejorarse; “puede hacerlo, sin duda, si somos capaces de mejorar los algoritmos y de tener más sismógrafos a lo largo del país, tendríamos una alerta más eficaz. Por ejemplo, si hubiéramos tenido un sismógrafo justo encima del hipocentro, probablemente habríamos tenidos hasta cinco segundos más antes de que llegaran las ondas”.

Cinco segundos podría parecer que no es suficiente tiempo para actuar, sin embargo también debemos sumarle que el sismo proporciona otros segundos antes de magnificarse.

El investigador explicó que la fase intensa del sismo tarda algunos segundos más en llegar después de la onda primaria, que es de menor intensidad.

Es por ello que si sumamos las mejores técnicas a esta antesala, podríamos tener una alerta con hasta 10 segundos más de antelación, indispensables si el sismo tiene su origen cerca de las ciudades en las que generará la mayor afectación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS