Nutrición... ni bueno ni malo

Se encuentra usted aquí

¿Y tu alacena, cómo la vas a acomodar?

Maneja tu alacena como si fuera un gran almacén: ¡Primeras Entradas - Primeras Salidas!
13/09/2017
00:01
-A +A

A raíz del texto sobre “cómo acomodar el refrigerador”, me llegaron muchas preguntas. Me di cuenta de que la principal preocupación ahora es… ¿cómo acomodar tu alacena?
 

Aquí les explico y les doy algunas recomendaciones, la clave es tratar a tu alacena como si fuera un gran almacén y aplicar el sistema PEPS (Primeras Entradas - Primeras Salidas) Esto quiere decir que lo primero que compras en casa, es lo primero que utilizas. Fácil.
 

¿No te ha pasado que de pronto abres la alacena y te das cuenta que tienes cosas caducas, etiquetadas en viejos pesos o de plano viejas y rancias? Eso es porque no les diste salida en el orden que debías.
 

Es normal que a cualquiera le suceda que algo se le quede por ahí o se le eche a perder, pero finalmente eso significa que desperdiciaste comida y dinero. La clave está en cómo acomodas para: a) tener todo a la vista y a la mano y b) cómo lo vas utilizando.
 

Lo que recomiendan los encargados de grandes almacenes de alimentos es que en cuanto hagas las compras, organices todo… deja más atrás lo que acabas de traer y pasa hacia delante lo que ya tenías. Por ejemplo, botes de leche. Te queda uno en la alacena y compraste otros dos. Estos dos nuevos se quedan atrás y el más antiguo, el que ya tenías, lo pasas para adelante con la idea de que sea el primero que tomes cuando necesites.
 

Lo mismo sucede con todos los productos, aun los que están en el refrigerador. Dejas atrás los yogures nuevos y adelante los que ya tenías. En el caso del congelador, todo etiquetado con fecha y hasta arriba (o adelante) lo que tiene más tiempo.
 

Es importante que tu alacena te permita ver la mayoría de las cosas. Puedes usar algo (ya sean cajitas de cartón o los muebles que ya venden para eso) para tener lo más posible a la vista, escalonado a diferentes alturas. Así lo de atrás queda más arriba y lo de adelante más abajo y puedes ver (y usar) todo.
 

Lo que usas de modo más frecuente siempre hasta adelante. No pongas el aceite de coco hasta atrás si sabes que todos los días te tomas una cucharadita antes de ir al gimnasio. Si está complicado, o se te olvida o te da flojera y no lo consumes (lo que puede traducirse en desperdicio).
 

No todos tenemos la fortuna de tener un mega espacio para guardar así que no compres en exceso, aunque esté de promoción. Tener 5 bolsas de arroz en la alacena cuando vives sólo y casi no cocinas puede hacer que se haga viejo. Mejor ve comprando lo que vas usando. 
 

Si hay algo que necesitas sacar de su empaque original usa bolsas con cierre hermético y etiqueta el producto y la fecha de empaque. Acomoda las cosas por categorías en lugar de todo revuelto. Te será más fácil encontrar lo que buscas o alguna cosa parecida si está todo agrupado.
 

Eso sí, siempre ve al súper con una lista para comprar sólo lo necesario y al llegar a casa acomoda como debe ser… acuérdate: primeras entradas- primeras salidas. Cuando consumas, utiliza lo que está más adelante. Así de sencillo y así de fácil.

Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana y ejercí varios años. Descubrí el deporte y me volví adicta. Ello me llevó a la nutrición y cursé el Diplomado de Nutrición y Antropometría...

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES