La maldición del campeón del mundo

Desde la Copa del Mundo de Corea del Sur - Japón 2002, los campeones defensores han tenido infames presentaciones
Twitter. Francia inició con esta racha negativa en los campeones del mundo
01/12/2017
19:27
Redacción
-A +A

Desde la Copa del Mundo de Corea del Sur - Japón 2002, las selecciones nacionales que se presentan como campeones defensores han tenido una actuación infame, al conseguir resultados que no son dignos de un Campeón del Mundo, la mayoría ni siquiera pasó de la primera ronda.

Corea - Japón 2002 significaba la primera edición del máximo certamen futbolístico en Asia, Francia se presentaba como el flamante campeón, luego de haber conquistado su primer título cuatro años antes cuando fue anfitrión.

Los galos se ubicaron en el grupo A con Senegal, Uruguay y Dinamarca; en el partido inaugural fueron derrotados sorpresivamente por los africanos, que disputaban su primera Copa del Mundo; el siguiente encuentro empataron sin goles ante los uruguayos y cayeron en la última jornada de la etapa de grupos con los daneses para sellar su fracaso.

Los franceses se despidieron de tierras asiáticas sin poder anotar un solo gol.

Brasil fue quien llegó a Alemania 2006 en condición de Campeón del Mundo; en esta ocasión se ubicó en el grupo F con Croacia, Australia y Japón, a los que venció para avanzar a la siguiente ronda sin problemas.

En los octavos de final se impusieron 3-0 a Ghana, por lo que continuaban como los favoritos para levantar el título; sin embargo, en los cuartos de final se toparon con Francia que los echó del certamen al vencerlos 1-0 y los Cariocas terminaron por decepcionar.

Sudáfrica 2010 fue el primer mundial en África e Italia se presentó como el flamante campeón defensor; se ubicó en el grupo F con Paraguay, Nueva Zelanda y Eslovaquia; la Azzurra tuvo un triste desempeño al posicionarse en el último lugar del grupo, al sumar solo dos unidades, producto de dos empates a un gol ante los guaraníes y los Kiwis.

Para Brasil 2014, era el turno de España de defender lo que fue su primer campeonato del mundo en la historia; la suerte los ubicó en el grupo B con Holanda, Chile y Australia; su presentación en el certamen fue un infierno al caer por goleada ante los holandeses con un escandaloso marcador de 5-1.

Los Andinos terminaron por cavar su tumba al derrotarlos 2-0 y así consumar el fracaso de los españoles que se despidieron dignamente con una victoria ante el combinado australiano 3-0.

Será en la próxima Copa del Mundo de Rusia 2018, cuando Alemania enfrente esa maldición al ser el campeón vigente. Los teutones tendrán la misión de superar la etapa de grupos cuando enfrenten a México, Suecia y Corea del Sur.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios