Se encuentra usted aquí

30/12/2017
02:12
Daniela Guazo
-A +A

Aquel dicho que se refería a que un niño gordito era sinónimo de salud se terminó en México. Los últimos datos muestran que cada año 50 mil niños de cero a 14 años se suman a la lista de población con obesidad. Y es que este mal no mata directamente, pero las enfermedades que genera son las que están acabando con las finanzas públicas.

Especialistas han dejado claro que de cada 10 menores de edad obesos, ocho seguirán siéndolo cuando tengan 35 años. Esta cifra no plantea un panorama favorable. Los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo son dos de los principales factores que llevaron al país a ser el primer lugar con esta enfermedad en América Latina. Pero el problema se vuelve más grave cuando te das cuenta que la obesidad le está quitando siete años de vida a una generación entera de niños.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS