​Solicita CNDH medidas cautelares para personas desplazadas en Chiapas

El organismo que encabeza Luis Raúl González Pérez pidió a los tres niveles de gobierno que protejan y resguarden a las personas de Chenalhó y Chalchihuitán que fueron desplazadas a consecuencia de un conflicto entre habitantes
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
28/11/2017
18:32
Dennis A. García
-A +A

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó medidas cautelares a los tres niveles de gobierno en favor de 4 mil personas desplazadas de Chenalhó y Chalchihuitán, Chiapas.

El organismo que encabeza el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, indicó que el desplazamiento forzado es consecuencia de un conflicto entre habitantes.

“La CNDH considera necesaria su inmediata protección y resguardo para satisfacer sus necesidades básicas al encontrarse en situación de riesgo extraordinario”, indicó.

El oficio fue dirigido al Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián; Comisionado Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Jaime Rochín del Rincón; Secretario General de Gobierno del Estado de Chiapas, Juan Carlos Gómez Aranda.

Al Presidenta Municipal de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, y Presidente Municipal de Chalchihuitán, Martín Gómez Pérez, a quienes se les solicitó, de acuerdo con sus competencias y de forma coordinada entre las autoridades de los distintos órdenes de gobierno, se realice un censo de las personas víctimas del desplazamiento forzado interno por los hechos de violencia mencionados y se les garantice la satisfacción de sus necesidades básicas de alimentación, salud y alojamiento.

También que se les brinde protección y resguardo, ante el estado de vulnerabilidad en que se encuentran, y se garantice su derecho a la integridad física, e incluso su vida, y que mientras subsista el desplazamiento se prevean los lugares de alojamiento temporal en condiciones dignas y se les brinde el acceso a los servicios de salud, educativos y la orientación jurídica que requieran.

“Se solicita a dichas autoridades que lleven a cabo las acciones necesarias dentro del marco jurídico, que permitan solucionar los hechos de violencia referidos, privilegiando el diálogo y mediación entre las partes para evitar hechos de violencia, con independencia de donde puedan provenir, para que en el menor tiempo puedan tener un retorno seguro y duradero a sus comunidades de origen”, agregó.

Refirió que la situación es aún más grave, considerando que las personas desplazadas, según la información recabada por esta Comisión Nacional, son mujeres embarazadas, menores de edad y personas mayores, quienes se encuentran sin refugio y a la merced de las bajas temperaturas que prevalecen en la región.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS