Silla de ruedas no impidió a joven michoacano levantar escombros

Eduardo Zárate, de 26 años, tiene una lesión en la médula espinal y ayudó en el rescate de dos personas en la colonia Del Valle, en la Ciudad de México
Foto Jorge Zubillaga
26/09/2017
11:53
Redacción
Ciudad de México
-A +A

Una fotografía de Eduardo Zárate se volvió viral este fin de semana porque ayudó en su silla de ruedas, a retirar escombros de un edificio que se derrumbó en la Ciudad de México tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

El joven michoacano, al enterarse que su amigo Fernando estaba desaparecido, vino a la Ciudad de México a buscarlo en la zona más afectada de la colonia Del Valle.

Zárate, de 26 años, participó en el rescate de dos personas pese a tener una lesión en la médula espinal.

En entrevista con Paola Rojas, el joven, que lleva 11 meses en la silla de ruedas a causa del daño en la médula, relata que cuando supo que su amigo se encontraba bien, sólo con lesiones, decidió continuar con el apoyo en la zona de desastre.

“Decidimos quedarnos, continuamos y dos personas salieron mientras estuvimos apoyando, ilesas. Fueron más de 24 horas trabajando hasta que mi cuerpo ya no pudo más y tuve que descansar”, dijo.

Señaló que durante su colaboración se lastimó una mano. “Sujeto una roca y me gana el peso de la silla y caigo entre los escombros, pero seguimos trabajando”, contó.

Eduardo Zárate, quien se dedica a brindar atención con medicina alternativa, señala que personal de Protección Civil lo asignó en la separación de trozos de metal del concreto.

El joven llenaba el saco que se ve en las imágenes y después se lo pasaba a una mujer que lo vaciaba para que él volviera a continuar con su labor. “Fuimos un equipo”, señaló.

Zárate, entre lágrimas, reconoce el apoyo y amor que le han dado su familia. “Son ejemplos que me han servido para todo esto”, sostiene.

Edu, como le gusta que le digan, mencionó que su condición no le ha impedido hacer nada. “En ningún momento me ha detenido hubo momentos en los que sobrellevaba mi duelo, pero llega un momento en el que dices 'la vida continúa' y aprendes a vivir”.

Ha participado por 10 años junto con asociaciones juveniles para apoyar en beneficio de comunidades no tan afortunadas en su natal Michoacán.

Eduardo lamenta que el país no es inclusivo. “Si realmente México fuera un país con inclusión ese fotografía no estaría en redes… porque ahí sabríamos que todos somos iguales”, reiteró.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS