Rivera Carrera pide orar por su sucesor

Agradece por sus más de 22 años al frente de la Arquidiócesis
Al presidir la homilía dominical, Norberto Rivera deseó lo mejor a quien lo sucederá el 5 de febrero
11/12/2017
04:09
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

La principal tarea que tiene el cardenal Carlos Aguiar Retes al llegar como Arzobispo Primado de México es la de reimpulsar la acción misionera de diálogo, testimonio y acción, se consideró en un artículo publicado en el semanario religioso Desde la Fe.

Al presidir la homilía dominical, el cardenal Norberto Rivera Carrera pidió a los fieles orar por el arzobispo Aguiar Retes, “para que el espíritu santo le ilumine en esta nueva encomienda de gobernar la Arquidiócesis Primada”.

Se elevó además una súplica por Rivera Carrera quien ha presidido dicha arquidiócesis por más de 22 años.

El cardenal se dijo agradecido por haberlo elegido a participar en el sacerdocio al servicio de su iglesia y pidió que se le concediera seguir anunciando el evangelio “con humildad y valentía y administrar con fidelidad”.

Mientras en el texto del semanario se asegura que el cardenal Aguiar Retes debe “cultivar las vocaciones, apacentar una realidad dinámica y plural, una iglesia en crecimiento, boyante e interpelada por la ebullición de una sociedad más crítica”.

Se resaltó la necesidad de la autorreflexión para hacer más eficiente la tarea evangelizadora. “El cardenal Aguiar Retes será el pastor capaz de gobernar y apacentar no por sus propias capacidades sino por ser conocedor de qué esta Arquidiócesis requiere de la suma de los más notables talentos y del trabajo dedicado de los agentes de evangelización involucrados en la Misión Permanente, que permite la renovación de los propósitos”.

En lo social, el Arzobispo Primado de México enfrentará las polarizaciones de un territorio que es el centro económico del país, “que se encuentra agobiado por la pobreza y la marginación; por la proliferación de nuevos cultos religiosos y por una entidad política donde se aplican disposiciones legislativas que van contra la dignidad de la vida”.

El texto afirmó que la Arquidiócesis de México es un lugar de desafíos y retos; una iglesia de esperanza en un país plural anhelante de un futuro más prometedor, en donde se respeta la dignidad de todas las personas; hogar de casi ocho millones de católicos. Se dijo que Rivera Carrera llegó para hacer frente a esos desafíos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS