PRD busca sancionar publicidad engañosa

Diputado Érik Juárez propone que anuncios estén exentos de cifras cuyo tamaño rivalice con el monto a pagar
Engañan con números. Érik Juárez Blanquet, diputado del PRD, afirma que algunas tiendas departamentales sólo usan cifras para intentar distorsionar la información que ofrecen a sus clientes.
22/12/2017
02:55
Redacción
-A +A

El diputado Érik Juárez Blanquet (PRD) impulsa una iniciativa que tiene por objetivo reformar la Ley Federal de Protección al Consumidor, a fin de evitar la publicidad engañosa relativa a bienes, productos o servicios que se difundan por cualquier medio.

El legislador planteó modificar el artículo 7 bis para establecer que el proveedor, al exhibir el monto total a pagar por los bienes que ofrece, evite incluir textos u otras cifras que se presten a la confusión. Además, precisar en el artículo 32 que la información o publicidad que se difunda de bienes o servicios deberá estar exenta de cifras cuyo tamaño, color o tonalidad rivalicen con el monto a pagar.

El legislador refirió que, según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), durante 2016 se presentaron 644 quejas relacionadas con publicidad engañosa, promociones, descuentos y por no respetar los precios exhibidos.

El militante del sol azteca resaltó que para junio de 2017 se han presentado 395 quejas bajo diversas causales relacionadas: publicidad engañosa, promociones, descuentos y precios. De continuar esta tendencia, al final de 2017, la cifra podría llegar a 790, lo cual representa un incremento de 23% respecto al año anterior.

A través de una iniciativa turnada a la Comisión de Economía, el legislador comentó que en diferentes tiendas de autoservicio, clubes de descuento, de autoservicio o departamentales se han presentado quejas ante la Profeco debido a confusiones en la relación que guarda el precio exhibido con la cantidad a ahorrar en algún tipo de promoción derivada de un descuento.

Precisó que en algunas tiendas se exhibe el ahorro o descuento que se hará al realizar la compra, pero no se da conocer el precio.

Agregó que algunas tiendas departamentales sólo usan cifras para intentar distorsionar la información que ofrecen a sus clientes.

“Ante el oportunismo de las tiendas departamentales al no usar textos, sino cifras para intentar distorsionar la información que ofrecen a sus clientes que bien podrían tener una racionalidad limitada por diversas causas”, dijo.

Juárez Blanquet añadió que es necesario ser preciso en la legislación para cerrar lagunas que permitan que este oportunismo represente un costo adicional al consumidor. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS