Piden solidaridad con universidades estatales en quiebra

La reducción de su presupuesto, un ataque del gobierno federal a la autonomía: consejeros
14/12/2017
02:22
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

Integrantes del Consejo Universitario (CU) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pidieron “solidaridad” ante las cinco universidades estatales autónomas que se encuentran en “quiebra técnica”, por la reducción de sus presupuestos por parte del gobierno federal. Advirtieron que los ataques a la autonomía que están sufriendo estas instituciones afecta también a la UNAM.

En la última sesión del año, el consejo discutió el presupuesto que ejercerá la institución para el ejercicio fiscal 2018. Durante esta argumentación, los consejeros pidieron que la Universidad exprese su solidaridad a sus similares que se encuentran en esa situación.

El consejero Octavio Solís, representante de trabajadores sindicalizados, expuso que es deber de la Universidad proponer un plan de rescate para las Universidades Públicas Estatales (Upes) que en algunos casos, dijo, han tenido que vender propiedades para enfrentar el pago de nómina y aguinaldos.

Dijo que la UNAM no debería “regodearse [porque] algunas están peor y nosotros mejor”, sino que debería voltear a ver por qué las instituciones estatales se encuentran en crisis y demandó una visión “integral” de la educación superior.

“El Estado mexicano no puede hacer caso omiso mientras se hunde la educación pública superior, es tiempo de convocar a una reforma integral de esas universidades, la indolencia no debe ser opción para esta comunidad en la que recae un liderazgo nacional. Es urgente un rescate nacional en el país, que lo ha hecho por banqueros. Tendríamos que estar planteando una propuesta nacional de rescate”, planteó.

El consejero Enrique Larios precisó que es de “celebrar” que la Universidad tenga una estabilidad financiera, pero que es necesario ver los decrementos que han sufrido las Upes, puesto que los ataques a sus autonomías también lo son a la autonomía de la UNAM.

El consejo aprobó un presupuesto de 43 mil 196 millones de pesos para el ejercicio fiscal 2018, el cual representa un incremento real de 0.5% con respecto a las aportaciones federales y 1.9% en los ingresos generados por la institución.

Sobre el tema, el rector Enrique Graue dijo que la UNAM habría esperado un incremento de 8% o 9%, en lugar del aumento real de 0.5% que recibió en el presupuesto de este año, el cual es “particularmente” insuficiente para investigación.

“Particularmente para investigación no hay un presupuesto suficiente. Es insuficiente para seguir cumpliendo con las actividades y crecer marginalmente. Hubiéramos esperado un 8% o 9%”, dijo.

Según la información presentada por el secretario administrativo, Leopoldo Silva Gutiérrez, tres cuartas partes del recurso que recibe la Universidad se destina al pago de remuneraciones personales, prestaciones y estímulos, equivalente a 32 mil 603 millones de pesos.

En la sesión se aprobó la creación de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) de Juriquilla, en Querétaro. A mediano plazo, el nuevo campus tendrá capacidad para atender a 3 mil estudiantes de licenciatura y 200 de posgrado.

La propuesta es que la ENES Juriquilla inicie operaciones con dos las licenciaturas que se ofrecen actualmente en el campus: en Tecnología y Ciencias de la Tierra, posteriormente incorporará las licenciaturas en Ciencias Genómicas, Ingeniería en Energías Renovables y Neurociencias, las tres ya existen en otros planteles de la UNAM.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS