"Periodistas viven en un estado de alto riesgo"

En periodo electoral aumentan las agresiones, dice; hace falta solidaridad entre el gremio, asegura
Édgar Corzo Sosa, quinto visitador general de la CNDH, presentó el documental Libertad de expresión. Periodismo en México , que aborda la problemática que enfrenta el gremio en el país. Foto: LUIS CORTÉS EL UNIVERSAL
04/05/2018
02:07
Mariluz Roldán
-A +A

[email protected]

En medio del proceso electoral que vive México es posible que aumente la incidencia de agresiones contra periodistas, dijo Édgar Corzo Sosa, quinto visitador general de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en entrevista con EL UNIVERSAL.

El visitador —entrevistado en la presentación del documental Libertad de expresión. Periodismo en México, que elaboró la CNDH— expresó que en el país hay un nivel de impunidad mayor a 90% y aunque hay avances en los mecanismos de protección de periodistas, es necesario fortalecerlos e implementar las instancias estatales.

¿Cuál considera que es el estado actual de la libertad de prensa en México?

—Es un estado de preocupación, en específico, de alto riesgo. Seguimos viendo cómo se agrede a los periodistas, pero peor aún, que el nivel de impunidad continúa siendo alto. Ese binomio es muy malo. De un análisis que hicimos de 176 averiguaciones previas, descubrimos que el nivel de impunidad es poco mayor a 90%, entonces el mensaje que se está dando es muy malo.

Ahora que viene una época de jornada electoral nuevamente hemos advertido cómo a veces la incidencia de agresiones sube cuando están cubriendo la noticia en esos eventos.

Hay otro tipo de violencia, la del crimen organizado, la no responsabilidad de los medios de comunicación con sus trabajadores, la falta de solidaridad que puede haber del mismo gremio.

¿Podríamos relacionar el aumento de incidencia en los crímenes con la etapa electoral?

—Es desafortunadamente normal que cuando se vaya a cubrir la noticia se puedan tener problemas de seguridad, de desconfianza en lo que está pasando cuando alguien está ejerciendo su derecho a ser candidato y que lo elijan.

Entonces vemos que, como ahora, el tema atrayente es el electoral, los medios tienen que cubrir fuertemente esa noticia y ahí aumentan las incidencias que hay en contra de periodistas.

¿Cómo se puede blindar al gremio de periodistas?

—En el documental Libertad de Expresión. Periodismo en México, de la CNDH, hay una parte en la que se dijo: “pensabas que te blindabas siendo corresponsal de un medio nacional, si tenías reconocimiento” y una serie de aspectos que ya fueron superados. Es complicado mantenerse ajeno a la situación de violencia que puede haber en cierta región del país. Todo debe aparecer en una regulación que dé pauta para que la persona se pueda dedicar a dar la noticia exclusivamente, sin preocuparse por las cuestiones económicas, de violencia o inseguridad.

¿El temor a veces implica la autocensura del periodista?

—Eso es lo que no queremos, la autocensura. Reconocemos el valor, la valentía, las ganas de seguir informando, pero también reconocemos que en ocasiones estos mensajes de violencia hacia el gremio periodístico traen, en sí mismos, un aspecto de censura, incluso de autocensura. Si yo veo que la persona que estaba cubriendo conmigo una nota fue privada de la vida, lo que hago es no cubrir notas en ese sentido o incluso, que hemos advertido esto también, me desplazo del lugar en el que estoy buscando seguridad. El Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas tiene una estadística de 10 comunicadores desplazados.

¿Considera que los mecanismos de protección han sido suficientes?

—Yo soy un convencido de la existencia de esos mecanismos. En él se asientan autoridades y sociedad civil, en sí ya ese ejercicio es muy importante, aunque falta caminar.

Esa comunicación debe ser entendida, pero también el fortalecimiento. Habíamos señalado antes, en la recomendación general 24, que se deben crear instancias en las entidades federativas, porque el mayor número de casos que se tienen en el mecanismo nacional son de los estados.

Los frutos que ha dado el mecanismo nacional deberían trasladarse a las instancias locales, pero, insisto, no deben ser sólo una delegación del mecanismo nacional.

¿Qué pueden hacer los medios de comunicación para proteger a los periodistas?

—Los medios de comunicación deben hacer mucho. Si se dan cuenta, por ejemplo, que un periodista está en nota roja y ya recibió amenazas, lo menos que pueden hacer es cambiarlo de fuente. Tenemos que hablar de una responsabilidad general del medio para ver esa situación.

¿Cómo evitar que los comunicadores se sientan vulnerables?

—Nosotros hemos insistido en que los factores que están causando todo esto son muy fuertes. Si alguien va a cubrir una nota, debe haber autocuidado. Por otro lado, para que un periodista se sienta seguro tenemos que mandar el mensaje de un protocolo de actuación rápida, en el cual hemos insistido.

En la medida que se haga procuración de justicia más inmediata, expedita, fuerte, sólida, se va a dar seguridad a los periodistas.

Mantente al día con el boletín de El Universal