ONU condena asesinato de activista en Michoacán

Piden no descartar la línea de investigación relacionada con su labor en defensa de los derechos humanos
Piden pesquisa. Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, urgió a que el asesinato sea investigado.
26/01/2018
03:40
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

La Oficina en México de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenaron el asesinato de Guadalupe Campanur, defensora de derechos humanos en Michoacán.

Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México, lamentó el hecho al considerar que la activista “luchó y fue un ejemplo para que precisamente se evitaran este tipo de crímenes en su comunidad” y apuntó que este caso debe ser eficazmente investigado por las autoridades competentes “y no se debe descartar una línea de investigación que considere la labor de defensa de Campanur”.

Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, reiteró el llamado a las autoridades para garantizar una investigación pronta y efectiva, bajo los estándares de debida diligencia y con perspectiva de género en la desaparición y el feminicidio de las mujeres en México, “garantizando el agotamiento de todas las posibilidades, respecto de la autoría y motivos del crimen, y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima”.

En un comunicado conjunto, ambos organismos subrayaron la obligación del Estado mexicano para proteger a las personas defensoras de derechos humanos y para generar un ambiente propicio para la labor que desempeñan, en particular para las mujeres, dados los riesgos específicos que enfrentan.

“Por consiguiente y ante la perspectiva de un proceso electoral que puede contribuir al aumento de la conflictividad social, ambas oficinas llaman a las autoridades a poner en marcha una estrategia de prevención que garantice la seguridad de las personas defensoras de derechos humanos en 2018 con perspectiva de género”.

Guadalupe Campanur Tapia, activista indígena del municipio autónomo de Cherán, fue asesinada por asfixia y su cuerpo encontrado en un paraje de la Meseta Purépecha, ubicado entre los kilómetros 15 y 16 de la carretera libre Carapan-Paracho, según la Procuraduría General de Justicia de Michoacán.

Los restos de la joven de 32 años de edad se encontraban en estado de descomposición en un predio conocido como Irapio y fueron hallados por habitantes de esa región, localizada a 105 kilómetros de la capital del estado.

En 2011, Cherán creó su propio sistema de gobierno y a través de la participación comunitaria decidieron cómo protegerse entre ellos y a su bosque como prioridades básicas, lo que convirtió al municipio como un ejemplo de autogobierno indígena en México, reconocido por Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, tras su visita oficial a México en noviembre de 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS