ONG pide aceptar matrimonios entre adolescentes

Prohibición para los menores de edad es violación al derecho a la vida privada, aseguran
Para atender las causas y consecuencias del matrimonio adolescente se debe garantizar el acceso a la educación en sexualidad, señala el estudio (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
14/12/2017
02:12
Ricardo Moya
-A +A

[email protected]

“El Estado mexicano cede a la presión internacional en lugar de proteger a sus adolescentes”, se aseguró durante la presentación del informe Prohibir Sin Proteger. Matrimonio Adolescente en México.

Con su discurso, el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), organizaciones internacionales y agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) promueve la prohibición total del matrimonio adolescente, con lo que el Estado mexicano cede a esa presión internacional en vez de proteger a ese sector, de acuerdo con un grupo de expertos.

La prohibición del matrimonio entre menores de edad es una violación al derecho a la vida privada y al libre desarrollo de la personalidad de las y los adolescentes, aseguraron intregrantes de distintas asociaciones civiles.

Artículo

Niega director que Conalep sea fábrica de embarazo adolescente

Los alumnos de esa escuela son blanco de memes y burlas en Internet, pero los directivos aseguran que el índice de embarazo dentro de las aulas es mínimo
Niega director que Conalep sea fábrica de embarazo adolescenteNiega director que Conalep sea fábrica de embarazo adolescente

Para Regina Tamés, integrante del Grupo de Información en Reproducción Asistida (GIRE), los menores de edad “deben ser objeto de protección de los adultos”.

Aunque en nuestro país parece que se legisla lo contrario, cuando en “27 entidades federativas han reformado sus códigos civiles para prohibir de manera absoluta el matrimonio de menores de edad, eliminando las dispensas y excepciones que se permitían anteriormente para casos justificados”, dijo Janet Gutiérrez, de Mexfam.

En el marco del Día de los Derechos Humanos, se alertó que a pesar de que esta prohibición pretende atacar el embarazo adolescente, la violencia entre las parejas jóvenes y la deserción escolar, señaló que esos fenómenos dependen de muchos factores que deben resolverse con políticas públicas integrales.

El planteamiento que promueve el Sipinna y organizaciones internacionales en México es contradictorio porque son estas mismas instituciones las que han luchado porque los Estados reconozcan el desarrollo y la madurez de los adolescentes, se detalló en el reporte.

José Merino, intregrante de Data Cívica, dijo que hay que destruir los mitos que se han creado en torno a los matrimonios entre adolescentes, porque, aseguró, no es un fenómeno recurrente en México.

En los últimos 20 años el porcentaje de adolescentes casados disminuyó 82%; 5% de los menores de edad viven con su pareja y la mayoría (81%) lo hace en unión libre, dijo Gutiérrez.

Artículo

Disminuye cifra de embarazos en adolescentes

La baja de casos es producto de las acciones del sector Salud: Kuri Morales; registran 67 mil 607 menos mujeres en gestación de entre 15 a 19 años
Disminuye cifra de embarazos en adolescentesDisminuye cifra de embarazos en adolescentes

“No existe una relación entre el matrimonio de adolescentes, el embarazo adolescente y la deserción escolar. La pobreza es la principal causa del abandono de la escuela”, detalló Merino, de Data Cívica.

Para atender las causas y consecuencias del matrimonio adolescente es prioritario que el Estado les garantice el acceso a la educación en sexualidad, acceso a métodos anticonceptivos y oportunidad a la interrupción legal y voluntaria del embarazo, según el reporte.

Además de que existen razones por las que algunos jóvenes pueden considerar el matrimonio como parte de su proyecto de vida, en caso de tener hijos para poder brindarles seguridad social, según mencionó Jesús Martín Jáuregui, comisionado de Derechos Humanos en Aguascalientes.

Con este informe, se pidió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que se pronuncie para permitir las dispensas en casos excepcionales, estableciendo criterios apegados a derechos humanos y las responsabilidades de las autoridades judiciales, para así no dejar desprotegidos a los adolescentes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS