OCDE: México, último en acceso a universidad

Según el reporte del Panorama de la Educación 2017, en nuestro país sólo dos de cada 10 adultos mayores de 25 años han tenido acceso a estudiar una carrera universitaria
En México, 22% de la población tiene educación superior, le siguen países como: Italia, Hungría, Turquía y Alemania, naciones que tienen entre 26% y 31% de sus habitantes con estudios (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
12/09/2017
03:20
Teresa Moreno
-A +A

México ocupa el último lugar entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que dieron acceso a la educación superior a las personas mayores de 25 años de edad, reportó el Panorama de la Educación 2017, que será liberado en París, Francia.

Según el documento, sólo dos de cada 10 adultos mexicanos han tenido acceso a estudiar una carrera universitaria, el promedio más bajo para los países afiliados a la OCDE.

México continúa como una de las naciones con una mayor cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan, revela el reporte, al ocupar el octavo lugar.

Entre los países del organismo internacional, los que tienen las tasas más altas de estudios de nivel universitario son: Corea, Canadá, Japón, Reino Unido y Luxemburgo, naciones en las cuales entre 70% y 51% de sus habitantes estudiaron la licenciatura o posgrado; el promedio de la OCDE es de 43%.

México se encuentra al fondo de la tabla con 22% de la población con educación superior, le siguen países como: Italia, Hungría, Turquía y Alemania, todos esas naciones tienen entre 26% y 31% de su población adulta con estudios universitarios.

En México, sólo 22% de las personas de entre 25 y 64 años de edad había cursado la educación superior hasta 2016, lo que representa “la proporción más baja entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos”.

Esto es 20 puntos porcentuales abajo del promedio de la OCDE (37%), pero más alto que en algunos países socios, tales como Brasil (15%), China (10%), India (11%), Indonesia (10%) y Sudáfrica (12%), señala el reporte.

México continúa en los primeros lugares de la OCDE por la cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan —ninis como se les ha llamado—, se encuentra en el octavo lugar con casi un cuarto de la población entre 18 y 24 años de edad en esa situación.

En 2016, la tasa de ninis era de 22.1% de la población en este rango de edad; un año después, la cifra se elevó un punto porcentual al pasar a 23.2%. Se encuentra por debajo de países como Turquía, Italia, Costa Rica, Colombia, Grecia y España.

En general, la OCDE encontró una relación entre la cantidad de ninis de un país, con los niveles de aprovechamiento que se muestran en el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), lo cual pasa en México: “Los países con mayores cantidades de ninis son aquellos que tienen las mayores cantidades de estudiantes con bajo aprovechamiento académico, como Costa Rica, México y Colombia”.

La organización encontró que a pesar de haber culminado su educación, en nuestro país las tasas de desempleo son mayores entre los jóvenes que terminaron una carrera universitaria e inclusive llegaron al posgrado, que en personas que apenas concluyeron la educación obligatoria.
graf_1.jpg

A más estudios menor salario

La tasa de desempleo es de 3.5% para los adultos que sólo concluyeron la educación básica, de 5% para quienes completaron el bachillerato o la educación técnica, y llega hasta 6.6% para quienes estudiaron una licenciatura o posgrado.

Los ingresos de las personas también aumentan con el nivel educativo alcanzado y son considerablemente más altos en nuestro país que en la mayoría de los socios de la OCDE.

En México, los adultos con un título de educación superior ganan en promedio más del doble que quienes sólo tienen estudios de educación media superior. Este es el segundo mayor diferencial de ingresos entre los países de la OCDE después de Chile, y similar a otros países latinoamericanos como Brasil, Colombia y Costa Rica.

Estas diferencias en los sueldos también aumentan sustancialmente con el nivel alcanzado de educación superior en México: “Esta diferencia puede destacar preocupaciones concernientes con la equidad en estos países”, señala la OCDE.

La organización también encontró que el gasto promedio por estudiante continúa siendo el más bajo de todos los países socios, ello, a pesar de que el gasto en instituciones educativas en México creció de 2013 a 2014. En 2014, México gastó 3 mil 703 dólares por estudiante en instituciones educativas de primaria a educación superior, considerablemente por debajo del promedio de la OCDE de 10 mil 759 dólares anuales.

“Este es el nivel de gasto más bajo entre los países de la OCDE, así como otros países latinoamericanos con datos disponibles, tales como Argentina (4 mil 240 dólares), Brasil (5 mil 610 dólares) y Chile (5 mil 135 dólares), pero es superior a Colombia (3 mil 245 dólares)”, insiste.

También existen diferencias entre los niveles educativos. El gasto en instituciones de educación superior fue de 8 mil 949 dólares por estudiante, más de tres veces la inversión en instituciones de educación primaria que fue de 2 mil 896 dólares por estudiante.

“La educación no sólo reditúa financieramente a los individuos, sino que el sector público también se beneficia, puesto que a mayor cantidad de personas con educación universitaria o terciaria, mayor la recaudación de impuestos y las contribuciones de estos individuos”, señala el reporte.

“Los adultos que terminan su educación universitaria reciben un sustancioso retorno de inversión: tienen mayores posibilidades de ser contratados y de ganar mejores salarios que las personas que no terminaron su preparación. En general, en los países de la OCDE, las mujeres ganan dos terceras partes que los hombres con un nivel educativo similar”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS