Norberto Rivera pide perdón a Dios por "debilidades y omisiones"

Dice llevarse la satisfacción de no haber callado ante violaciones de derechos humanos
Disculpas. Norberto Rivera lamentó si alguien se sintió lastimado por sus posicionamientos firmes durante su gestión.
08/12/2017
03:11
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

El cardenal Norberto Rivera Carrera emitió una carta de despedida —luego de que el papa Francisco aceptó su renuncia, presentada en junio pasado—, en la que pide perdón por sus debilidades y omisiones.

En el documento difundido por el vocero de la Arquidiócesis Primada de México, Hugo Valdemar, Rivera Carrera subrayó: “Pido perdón a Dios por mis debilidades y omisiones. Al final de mis días espero encontrarme con mi salvador, rico en misericordia”.

“Me llevo la satisfacción de no haber permanecido mudo ante la violación de los derechos humanos y divinos de mi madre la Iglesia. Lamento si, por mi posición firme, alguien se sintió ofendido y lastimado, y una vez más pido humildemente perdón a quien, aún sin querer, haya ofendido”, expresó.

Rivera Carrera dio la bienvenida a Carlos Aguiar Retes, quien fue designado por el papa Francisco como nuevo arzobispo primado de México. “Le deseo de corazón todo bien en el Señor y que su ministerio episcopal sea fructífero para mayor gloria de Dios Nuestro Señor. Siempre conté con la cercanía y el amor maternal de mi Morenita del Tepeyac y el ejemplo de san Juan Diego, a quienes ahora elevo mis oraciones por el nuevo arzobispo de México”, señaló.

La Arquidiócesis de México agradeció al cardenal ser un pastor que por más de dos décadas “guió y cuidó de esta Iglesia”, así como por los frutos de su largo episcopado.

“Queremos darle las gracias por la entrega de su vida, por su amor a la Arquidiócesis de México, por su fe firme, por su valor para defender la verdad y a la Iglesia”, dice la misiva, publicada en el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS