No era nuestro deber revisar al Rébsamen y al Tec, afirma Nuño

Secretaría sólo se encarga de corroborar permisos de operación de servicios educativos, dice
Legisladores afirmaron que la SEP se “sacudió ” la responsabilidad de no haber supervisado las instalaciones del Colegio Enrique Rébsamen y el campus Ciudad de México del Tecnológico de Monterrey tras el temblor del 19 de septiembre (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
01/11/2017
02:17
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, señaló que no era responsabilidad de la dependencia supervisar las condiciones de infraestructura en las que se encontraban el Colegio Enrique Rébsamen y los edificios del campus Ciudad de México del Tecnológico de Monterrey que se derrumbaron tras el sismo del 19 de septiembre.

Dijo que en el caso de las escuelas particulares, la obligación de la autoridad educativa es recibir y revisar los documentos que presenten al solicitar la autorización para proveer el servicio educativo, los cuales tienen que ser avalados por las autoridades correspondientes.

Reiteró que en el caso del Colegio Rébsamen, la SEP entregó los archivos que poseía sobre este plantel a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México para integrarlo a la investigación que se realiza.

“Una es la responsabilidad que se tiene sobre la infraestructura de las escuelas públicas, de la cual efectivamente el gobierno federal en el caso de la educación básica y las entidades federativas somos responsables. En las escuelas particulares, la obligación que tiene la autoridad educativa es que se presenten diversos documentos que tienen que ser avalados por las autoridades correspondientes, al tenerlos es parte de lo que se requiere para poder dar la aprobación de una escuela particular”, dijo.

En su comparecencia ante la Comisión de Educación del Senado de la República, la cual se extendió por casi cinco horas, los legisladores cuestionaron que la SEP se haya “sacudido” su responsabilidad al no haber supervisado las instalaciones de los planteles escolares que se derrumbaron en la Ciudad de México.

El presidente de la comisión, Juan Carlos Romero Hicks, dijo que “con sombras de duda” la administración federal permitió la operación del Tecnológico de Monterrey, y que el Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed), dependiente de la SEP, no cumplió con la obligación que le manda la Ley de Infraestructura Física Educativa de supervisar los planteles.

“La SEP no ha rendido cuentas de cómo pudo evitar tragedias, como la del Colegio Rébsamen, se sacuden la responsabilidad, dijo el diputado Víctor Hermosillo y Celada del PAN.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS