“México, más fuerte que flagelos que lo amenazan”

En los 101 años de El Gran Diario de México, el cardenal Norberto Rivera llamó a la unidad del país
Juan Carlos Ealy, Juan Francisco Ealy Lanz Duret, Director General de EL UNIVERSAL; la señora Perla Díaz de Ealy y el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
04/10/2017
03:50
Astrid Rivera
Texto: Astrid Rivera
-A +A

México es un país que está más allá de los flagelos que lo azotan: la corrupción, la pobreza, el crimen organizado. Sus virtudes son mucho más que ese otro México oscuro de la delincuencia, afirmó el cardenal Norberto Rivera.

Al oficiar la misa con motivo del 101 aniversario de El Gran Diario de México en la Catedral Metropolitana, el arzobispo primado de México indicó que “es momento de seguir adelante no sólo en la reconstrucción material, sino también de la sociedad, la política y, ¿por qué no?, también de la Iglesia”.

Tras el sismo del 19 de septiembre, agregó, es momento de salir adelante en la reconstrucción tanto material, como social, sin “envilecernos, dividirnos, ni confrontarnos estérilmente”, sino que cada uno debe aportar desde su trinchera para reconstruir al país.

“Hemos descubierto que somos un pueblo lleno de energía, de dignidad y amor, que somos un país que está más allá de los flagelos que lo azotan: la corrupción, la pobreza, el crimen organizado. México en sus virtudes es mucho más que ese otro México oscuro de la delincuencia; todos estamos llamados a reconstruir nuestro país, nadie puede evadir este deber cada cual debe hacerlo desde su trinchera, se trata no de envilecernos más, no de dividirnos, ni confrontarnos estérilmente, sino de aportar y colaborar”, afirmó.

Ante el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, quien estaba acompañado de su esposa la señora Perla Díaz de Ealy, su familia y de Juan Francisco Ealy Lanz Duret, Director General de EL UNIVERSAL, Rivera Carrera consideró al sismo de magnitud 7.1 como “un momento trágico” del cual llevará años de trabajo recuperarse, puesto que dejó víctimas irreparables; no obstante, “la generosidad del pueblo mexicano se ha desbordado”, en especial la de los jóvenes que atendieron a los afectados.

“Llevará años de trabajo recuperarnos de esta tragedia que además ha dejado pérdidas irreparables, como las muertes de tantas personas; especialmente nos duelen esos niños que quedaron sepultados bajo los escombros.

“¡Cuánta desolación, tristeza, impotencia y desesperanza hemos sentido! Pero también nos ha animado ver la manera en que muchas personas, sobre todos los jóvenes, han salido en miles a ayudar a sus hermanos en desgracia”, expresó.

Rivera Carrera destacó que los medios de comunicación no pueden soslayar su responsabilidad social y caer en la tentación empresarial de la sola ganancia económica, por lo que “un diario como EL UNIVERSAL tiene que honrar sus orígenes y su historia centenaria, poniendo lo mejor de sí no sólo para brindar una información veraz y oportuna, sino también para ir formando conciencia y responsabilidad social”, dijo.

Advirtió que muchas veces el aporte para la reconstrucción del país proviene de la información que cuestiona “las prácticas corruptas y abusivas del poder”, por lo que se debe tener valor para informar sobre aquellas actividades que “minan los cimientos de nuestra sociedad, pero siempre con profesionalismo en la investigación y con ética en la intención”.

Frente a trabajadores y directivos de EL UNIVERSAL, el cardenal Rivera Carrera expresó una plegaria por todos los que forman parte de esta empresa. “Pedimos juntos a Dios Nuestro Señor que bendiga a esta familia laboral integrada por quienes trabajan en El Gran Diario de México. Que Santa María de Guadalupe los proteja con su amor maternal y que ruegue al Señor para que lleven a buen término todos sus proyectos”.

Durante las peticiones, el arzobispo primado de México pidió orar por el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, así como por el Consejo de Administración de El Gran Diario de México para que “el Espíritu Santo los ilumine, de modo que promuevan productos editoriales donde la verdad, la belleza y la grandeza de la persona, incluida su definición religiosa, sean reconocidas y bien representadas”.

También oró por todos los periodistas, comunicadores y defensores de los derechos humanos “que son perseguidos o asesinados por el servicio y testimonio de la verdad, para que haya un mayor respeto de la vida humana, desde su concepción hasta su final”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS