"Los temblores de septiembre no fueron algo inusual"

Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
14/10/2017
03:41
Pedro Villa y Caña
-A +A

pedrovillaycañ[email protected]
 

Los temblores ocurridos durante septiembre no fueron un fenómeno inusual, sino corresponden a una casualidad que tiene como factores la extensión y el alto grado de sismicidad del territorio mexicano, afirmó Xyoli Pérez, jefa del Servicio Sismológico Nacional (SSN).

En entrevista con EL UNIVERSAL, subrayó que al no poder predecir los terremotos, la mejor arma que tiene la población es la prevención, por lo que es necesario que se identifiquen en los lugares de trabajo y en la vivienda los puntos de seguridad cuando suceda un movimiento telúrico.

¿Es normal que durante septiembre en México se hayan presentaron varios sismos de una magnitud fuerte y que afectaron a varias entidades?

—No es algo extraordinario, que no vaya a ocurrir y que sea completamente inusual. Tiene cierta probabilidad que se registren dos sismos importantes en un mismo mes y que afecten a un mismo país. Somos una nación muy grande, uno fue en el sur y el otro en el centro.

Si estuviéramos en Centroamérica, en esas mismas distancias hubieran afectado a dos repúblicas diferentes. Es totalmente una casualidad y es una más fea que uno haya ocurrido el mismo 19 de septiembre que conmemoramos otro terremoto muy importante. Así es el proceso de la Tierra,
es algo que no es extraordinario y
no es inusual.

Muchas personas siguen hablando del megaterremoto que se espera para el centro.

—No se pueden prever los sismos, no podemos saber cuándo, ni dónde van a ocurrir, o de qué tamaño, no hay forma, no hay metodología, no hay instrumentos y no hay técnica que nos permita saberlo.

Se habla mucho de que viene un megaterremoto, lo importante para la sociedad es saber que vivimos en un país, desde el norte hasta el sur, donde es posible que ocurran sismos grandes, ¿cuándo?, no sabemos, ¿qué toca hacer?, estar preparados.

¿Cuál sería la recomendación a la población?

—Lo más importante es que México es un país altamente sísmico. Un temblor puede ocurrir en cualquier momento y no es para vivir con miedo, es para vivir preparados, porque ahorita es cuando tenemos la oportunidad de revisar dónde vivimos y trabajamos, ¿estamos seguros?, ¿qué tengo que hacer si suena la alerta sísmica?, ¿cómo me tengo que comportar?, ¿dónde están las zonas seguras?, ¿tengo mis planes de emergencia y de acción?, debemos hacer toda esa revisión y hacerlo como parte cotidiana de nuestras vidas, porque en cualquier momento podemos experimentar otro sismo.

Mantente al día con el boletín de El Universal