Indagan causas del desplome del Colegio Enrique Rébsamen

La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, comentó que uno planteó el tema del peritaje a las autoridades de la Marina y Ejército que encabezan los trabajos de rescate
Con el sismo se cayeron dos cuerpos de un inmueble de la escuela, lo que provocó el deceso de 25 personas. (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
24/09/2017
02:11
Gerardo Suárez
-A +A

[email protected]

La jefa delegacional en Tlalpan, Claudia Sheinbaum, solicitó realizar un peritaje para aclarar si el colapso de una parte del Colegio Enrique Rébsamen se debió específicamente al sismo de magnitud 7.1 del martes pasado o a deficiencias en su proceso de construcción.

Con el terremoto se cayeron dos cuerpos de un inmueble de la escuela, los cuales tenían frente hacia la calle Rancho Tamboreo, lo que provocó el deceso de 25 personas, la mayoría niños que estudiaban ahí.

Ante las dudas sobre si la escuela contaba con todos los permisos para la edificación del inmueble, Sheinbaum Pardo comentó que uno de los motivos de su presencia ayer fue justamente plantear el tema del peritaje a las autoridades de la Marina y Ejército que encabezan los trabajos de rescate, pues se presume que aún hay una persona atrapada.

“Queremos que se haga un peritaje previo a la demolición del edificio, después de que termine el rescate. Estamos viendo qué instituciones van a hacer el peritaje y así como está el edificio, [ellos vean] qué pueden encontrar que estaba mal construido y deslindar cualquier responsabilidad”, dijo la delegada.

“Lo platiqué con la Marina, están de acuerdo, hablamos con el Colegio de Ingenieros Civiles de México, estamos viendo quién puede hacer el estudio, podría ser la UNAM”, dijo Sheinbaum Pardo.

Para el posible peritaje habrá que establecer una coordinación con el gobierno capitalino y la secretaría de Educación Pública: “Creo que todo mundo va a estar de acuerdo de que antes de cualquier cosa, se haga una revisión de qué pasó”, añadió.

Sin embargo atribuyó al director responsable de obra del inmueble la obligación de verificar la seguridad estructural del edificio en las distintas etapas de construcción.

“La seguridad estructural, de acuerdo con la normatividad de la Ciudad de México, la tienen los directores responsables de obra y sus corresponsales. Cuando revisamos, por ejemplo, una carpeta interna de Protección Civil que entregan las escuelas, debe venir un papel en el que el director responsable certifica que hay seguridad estructural”, explicó.

El complejo del colegio se amplió en tres etapas, una de más últimas fue la que se cayó, de cuatro pisos. Sólo se mantuvo en pie otro de los edificios, también de cuatro niveles; sin embargo, este último está apuntalado.

Claudia Sheinbaum informó que la delegación tiene una hoja del director responsable de obra que certifica la seguridad estructural del edificio y refirió que en el sismo del 7 de septiembre pasado el director habría acudido a revisar el inmueble, según les comentó la directora del plantel.

“El director de obra es responsable de la primera construcción, de la segunda, la tercera, de cualquier adición y de cualquier temblor superior a 7 grados”, expuso.

La delegada reiteró que no entrará maquinaria pesada hasta encontrar a la última persona en el sitio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS