Iglesia no induce al voto, orienta, dice Episcopado

Tras encuentro de obispo con delincuencia, Prida se reúne con CEM; Robles Ortega: prevalece un desencanto hacia los gobernantes
El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida (tercero de izq. a der.), y el presidente de la Conferencia del Espiscopado Mexicano, Francisco Robles Ortega (cuarto), durante una reunión a puerta cerrada con obispos. (SEGOB)
10/04/2018
03:03
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

“La Iglesia no induce al voto, orienta a los fieles a ejercer una ciudadanía responsable”, afirmó Francisco Robles Ortega, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

“Hay recurrentes acusaciones respecto de que la Iglesia se mete en la política, como pastores no debemos inducir el voto hacia partido o candidato alguno, pero sí podemos contribuir a que todos hagamos preguntas en la dirección adecuada, asumiendo nuestro protagonismo como ciudadanos responsables”, dijo.

A través de su Twitter y previo al mensaje de apertura de la 105 Asamblea Plenaria de la CEM, Alfonso Navarrete Prida informó que se reunió con miembros de esa conferencia para “dialogar sobre diversos temas de interés común”.

En la fotografía que difundió sobre la reunión a puerta cerrada se ve al secretario Navarrete Prida junto a Francisco Robles Ortega.

Poco después de las dos de la tarde, el secretario llegó a la sede del organismo episcopal, ubicado en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

La semana pasada Navarrete Prida dijo que sostendría un encuentro con la CEM para conocer los detalles del encuentro que sostuvo el obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel con integrantes del crimen organizado.

Luego al inaugurar la 105 Asamblea Plenaria, Francisco Robles llamó a los fieles a cuestionar a los candidatos presidenciables sobre cómo resolverán los problemas de la República.

El presidente del Episcopado Mexicano refirió que prevalece un desencanto e insatisfacción hacia los gobernantes, lo que ha generado que haya un gran número de ciudadanos indecisos.

“Existe cierta perplejidad entre nuestros fieles acerca de qué hacer al enfrentar el desafío de la boleta electoral. Hay quienes dicen que no hay que votar debido a que no hay un candidato o un partido que afirme sin titubeos los valores del cristiano, o porque todos los políticos son corruptos, estos argumentos nos hablan de una profunda insatisfacción ciudadana, de un profundo desencanto ante quienes nos gobiernan, sean del partido que sean”, aseguró.

Comentó que los católicos conciben a la política dentro de un marco realista, la cual se ha construido “con luces y sombras”, y ha sido tentada por la injusticia y la mentira, cuando fue llamada a buscar el bien común.

“Nunca en el territorio de la política hay soluciones perfectas y promesas aseguradas, por ello nuestro documento sobre el proceso electoral de 2018 intenta animar a los católicos a que salgan de este pasmo y participen activa y alegremente, con realismo y sinceridad, en las próximas elecciones”, precisó.

Basado en un estudio de opinión que sondeó las preferencias políticas de los mexicanos nacidos entre 1980 y el año 2000, el prelado dijo que en estas elecciones 41 millones de votantes son jóvenes y, contrario a lo que se ha dicho por los adultos, la mayoría anhela participar en comicios.

“Estos millennials, como algunos les llaman, tienen esperanza de que algo cambie. Tal vez algunos adultos no hemos tenido para lograr un cambio y sostenerlo. Los jóvenes urbanos, educados, y los que apenas tienen formación, los varones y mujeres, a veces parecen apáticos, aburridos, que no les interesa el bien común, esto es falso. Lo que sucede es que nosotros somos los que los aburrimos, pero ellos sí que desean movilizarse y luchar por un cambio positivo”, expresó.

En su mensaje, Robles Ortega también se refirió al despliegue de elementos de la Guardia Nacional de Estados Unidos en la frontera norte del país, puesto que la conciencia cristiana no puede ser indiferente a estas medidas implementadas por el gobierno estadounidense.

“Los muros son violencia silenciosa que aplasta la dignidad de las personas, y de los más necesitados”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS