Gobierno no cumple meta en educación superior

El propósito era ingresar a 40% de los jóvenes, faltan casi 300 mil, señalan; lo que caracteriza a este sector es una enorme falta de interés, dicen
Planes se quedan cortos. Se planteó una meta de 50% de cobertura para el ciclo escolar 2021-2022, y para llegar, el país tendría que haber cerrado el ciclo 2016-2017 con una cobertura de 39.2%, meta que no consiguió. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/01/2018
03:33
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

A menos de un año de que termine la administración, el gobierno federal no ha logrado alcanzar la cobertura en educación superior que se propuso como meta al inicio del sexenio ni las previsiones inerciales que en 2012 plantearon los rectores a los candidatos presidenciables.

Esto implica que la educación superior, en las modalidades escolarizada y no escolarizada, debió haber alcanzado a 296 mil estudiantes más, señalan especialistas.

Al inicio en el Programa Sectorial de Desarrollo 2013-2018, la administración federal planteó que “en 2018 aspiramos a que el número de estudiantes en la educación superior, en todas las modalidades, sea equivalente a 40% del grupo de edad de entre 18 y 22 años.

“La tarea educativa debe beneficiar a todos los grupos de la población, de ahí la importancia de fortalecer el principio de inclusión. Habrá que extender la cobertura para facilitar el acceso a la educación en todos los niveles”, termina.

Según las cifras del sistema educativo nacional, para el ciclo escolar 2016-2017, la cobertura en el nivel superior sólo en licenciatura y normal llegó a 32.1% en el sistema escolarizado y 37.3% si se contabiliza el no escolarizado, lo que quiere decir que se incluye a la educación a distancia y por internet. La tasa de abandono escolar es de 6.8%.

En el ciclo escolar pasado se encontraban estudiando una carrera profesional tres millones 523 mil 807 jóvenes en cinco mil 311 instituciones, 58.4% de las cuales son privadas, mientras que 41.6% son públicas. En la modalidad no escolarizada la matrícula fue de 572 mil 332 alumnos inscritos.

Esto quiere decir que se llegó a una cobertura de 37.3%, considerando la modalidad no escolarizada. En consideración de estas cifras, idealmente la cobertura debió haber llegado a cuatro millones 392 mil 642 nuevos estudiantes, pero a un año de que termine la administración sólo se ha alcanzado a cuatro millones 96 mil 139, es decir casi 300 mil menos de los que se había planteado.

Para Imanol Ordorika, investigador de la UNAM especializado en Economía de la educación, la ciencia y tecnología, el gobierno federal se enfocó en fortalecer la educación a distancia, a través de las modalidades en línea, para poder demostrar numéricamente la ampliación de la cobertura.

“En algún momento, al principio del sexenio, se estableció la idea de que iban a construir o generar un buen número de nuevas instituciones de educación superior, rompiendo la lógica de sólo instituciones tecnológicas. Se planteó la posibilidad de nuevas universidades públicas, de revisar y tratar de desplazar el eje del crecimiento educativo a una nueva generación de universidades que no fueran de carácter tecnológico. Eso quedó cortado, desdibujado y desaparecido del escenario muy pronto. Nunca se hizo un plan concreto, ni se trazó un programa específico”, dijo.

“Lo que caracteriza al sexenio es una enorme falta de interés en la educación superior en su conjunto, desde las personas que nombraron para la subsecretaría. Sólo se avocaron a tratar de alcanzar la meta de cobertura”, dijo.

En su momento, la ANUIES expresó su preocupación ante estos niveles de cobertura, los cuales eran inferiores al promedio de los países de América Latina, y se encontraban “muy por debajo” de los países de la OCDE, que se situaron en 38% para escolarizada y 66% para todas las modalidades. Desde entonces, las universidades plantearon que el ritmo de ampliación de la cobertura era “insuficiente”.

Para alcanzarlos, ANUIES propuso una estrategia para alcanzar en el ciclo escolar 2021-2022 una tasa bruta de cobertura en educación superior de 60%.

Para llegar a esa cobertura ideal se establecieron metas anuales, según las cuales al finalizar el ciclo escolar pasado alcanzaría una cobertura bruta de 45.3%, es decir es 8 puntos porcentuales arriba de lo que en realidad se ha logrado.

Para Roberto Rodríguez, investigador de la UNAM, el avance ha sido principalmente cuantitativo, puesto que se ha logrado incrementar la cobertura a través de la educación a distancia, lo que no implica necesariamente una mayor calidad en la educación, consideró.

Artículo

Mexico's educational goal yet to be met

Peña Nieto's administration focused on strengthening distance education, through online modalities, only to prove coverage expansion
Mexico's educational goal yet to be metMexico's educational goal yet to be met

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS