Entrada del Ejército a CU fue un momento de luto, recuerda Enrique Graue

El rector de la máxima casa de estudios destacó que a partir de este hecho se logró la autonomía constitucional para las universidades del país en 1976
El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, durante una junta de Consejo Universitario
Archivo / EL UNIVERSAL
14/06/2018
10:40
Teresa Moreno
Ciudad de México
-A +A

El año de 1968, cuando en medio del movimiento estudiantil el Ejército ingresó a la Ciudad Universitaria, fue un momento de luto para la autonomía universitaria, dijo el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers. 

Al participar en la mesa “La reforma universitaria de Córdoba de 1918, su repercusión a nivel regional e internacional” en la Universidad de Córdoba dijo que a raíz de esos hechos, se logró la autonomía constitucional para las universidades del país. 

"El año 1968 fue un momento de luto para la autonomía universitaria, cuando el Ejército ocupó Ciudad Universitaria en México y otras instalaciones de educación superior, pero con el paso del tiempo estos acontecimientos se convirtieron en un escudo para rechazar firmemente las acciones del Estado dentro de la UNAM, y en 1976, la autonomía de las universidades públicas se elevó a rango constitucional", dijo. 

En las últimas décadas, a través de su autonomía, la UNAM ha asumido y defendido su capacidad de autogobernarse: en el servicio de educación pública, gratuita y de calidad; libertad para investigar, y difundir la cultura nacional y universal.

“A partir de entonces la autonomía de la Universidad Nacional, si bien no significa extraterritorialidad, sí determinó hacia el Estado una relación cuidadosa, distante y respetuosa”, dijo. 

Destacó que en la revolución 4.0, las universidades deben responder a los retos de la profunda desigualdad, "en el que la economía globalizada afecta intereses nacionales, propicia migraciones incontrolables y genera nacionalismos xenofóbicos e intolerancias", dijo. 

Reclamó que, "hoy el mercado laboral se caracteriza por una precarización de los salarios y de las condiciones laborales, y una demanda de competencias técnicas específicas que soslayan la formación universal”.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS