Entérate. Medidas para calmar el estrés por el sismo

Si te sientes irritable, con ganas de llorar o muy sensible, puedes seguir las siguientes medidas para poder calmar el estrés postraumático ocasionado por el sismo del 19 de septiembre
FOTO: archivo / ELUNIVERSAL
21/09/2017
19:27
Mario Alberto Verdusco
Ciudad de México
-A +A

Tú, yo, y todos los mexicanos estamos, en menor o mayor medida, afectados de alguna manera por el terremoto del 19 de septiembre de 2017.

Ya sea inmediatamente después del evento o incluso hasta varios días o meses después, los estragos psicológicos puede empezar a aparecer, si estás irritable, indiferente, lloras todo el tiempo o sientes náuseas o algún síntoma físico, podrías estar sufriendo signos de estrés postraumático, un trastorno psicológico que se caracteriza por varios síntomas que van desde tener flashbacks sobre el evento traumático que se dan de forma repentina, miedo y temor, rechazo ante algunas personas con que te ocurrió el suceso, o incluso puede ser algo que te haga sentir apático ante todo.

 “Incluso hay personas que tienen un llanto incontrolable o que están muy irritables, no creamos que solamente la persona va a gritar, hay personas que se ponen incluso insensibles ante el evento o se piensan a aislar de personas que están asociadas a este evento, como los compañeros de trabajo”, explica Adriana Ortiz, psicoanalista y miembro de la Fundación APTA. 

Ahora bien, ya sea que te sientas identificado o no con alguno de estos signos, ¿Qué hacer en estos días posteriores? Te damos algunas medidas que puedes tomar en estos momentos de incertidumbre y que te pueden ayudar a que regrese la calma.

Habla del tema: Hablarlo es una forma de procesarlo, es importante que no se evite este tópico en la conversación, sino que las veces que sea necesario, se saque este tema a colación. En este punto es importante aclarar que cada persona va a reaccionar diferente ante las catástrofes, mientras hay quienes de manera inmediata empiezan a manifestar los estragos, hay otras que no lo harán sino después de mucho tiempo, pero a pesar de esto, exprésate; “Hablar al respecto está comprobado que puede darle a las personas en este tipo de casos, una mayor claridad de lo que pasó”, asegura la psicoanalista.

Escucha;  Estos días son días para procesar todo lo que está pasando —si puedes ayudar, para hacerlo también— pero para escuchar también. A la par que hables, es necesario que escuches porque esto también te ayudará a procesarlo más fácilmente, cada persona tuvo una manera distinta de enfrentarlo y escucharlo te hará darte cuenta que no estás solo en esto; “Como compañeros, más que hablar y decirle a los otros que no va a pasar nada, es escuchar la experiencia que tiene por contar y la manera en la que esta persona vivió este evento, existe quien perdió su casa, perdió a un familiar, o se le cayó un edificio cerca, entendamos esta diversidad”, explica la especialista.

Analízate. Pon atención a cómo está tu estado emocional y si sufres de estos síntomas, es importante buscar un apoyo psicológico para enfrentar esta crisis. Es esencial partir de una premisa: Todos estamos lastimados de una y otra forma. “Es importante entender que todos estamos afectados de distinta manera, incluso yo como terapeuta, o lo mexicanos que están lejos del país”, asegura la especialista.

Si puedes, ayuda a otros; Ya que te hiciste este análisis y en el caso de que estés en condiciones de ayudar a otros, inténtalo, no se trata de jugar a ser psicólogo, sino se trata de trabajar en colaboración y de que todos juntos podamos atravesar esta situación, que en realidad, es un duelo: Todos perdimos algo en este terremoto, unos más, unos menos; mientras algunos perdieron un familiar, otros perdieron su casa o ésta se encuentra con daños. Un duelo es una pérdida y hay que estar conscientes de ello; “Por ejemplo, las pérdidas materiales, nuestra casa es una parte de nosotros y aunque la vida se conserva y es la que te permite reconstruir cualquier cosa, se vive un duelo, es importante poder elaborarlo para poder construir cualquier cosa a partir de ahí”, sostiene Adriana; Si estás intentando apoyar a una persona, dile cosas realistas y nada de “no te preocupes”, “todo va a estar bien” ya que esto puede ser contraproducente, es mejor un “estoy contigo” o un “yo también lo siento”.

Los hombres sí lloran; Por cuestiones de género, los hombres suelen contener sus emociones, pero la realidad es que todos, mujeres y hombres, tenemos miedo y estamos afectados; ¿Eres hombre? Si lo necesitas, llora o exprésate; ¿Eres mujer? también; no te contengas por ninguna de estas ideas preconcebidas, la sensibilidad es algo propio del ser humano, a todos nos duele y es importante tener esta parte de desahogo.  

Busca redes de apoyo. Hoy es momento de estar con tu familia y tus amigos.

“Busca acompañarte con tus familiares, busca tus redes de apoyo, si estás solo vas a angustiarte más así que apóyate en tus amigos o en tus colegas”, aconseja la psicoanalista.

Fuera culpas; En estas situaciones es común sentirse culpable porque salimos ilesos mientras otros tuvieron una pérdida muy fuerte, tan fuerte como la vida, pero precisamente es importante evitarlo. “¿Por qué me salí por este lado? ¿por qué no ayudé a tal o cual persona?, es importante evitar este tipo de conjeturas, concéntrense en sus propias organizaciones familiares para prepararse ante cualquier otra crisis; fue algo sorpresivo y tenemos que ser amables con nosotros mismos”, asegura la especialista.

No tomes decisiones bajo el estrés postraumático, a medida que te sea posible, trata de posponer cualquier decisión, mucho más si es trascendental, esto para que puedas ser más asertivo.

Si necesitas apoyo psicológico, varios organismos ofrecen ayuda de forma gratuita, entre ellos, la Sociedad Psicoanalítica de México dispone de dos líneas gratuitas para intervención de crisis. Si lo necesitas llama al 5560915012 o al 5560716752.

kcp 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS