Damnificados por sismo se organizan contra rapiña

Instalan barricadas en Juchitán para evitar robos; 287 policías desarmados vigilan la zona afectada; elementos tienen problemas para circular; vecinos disparan al aire ara evitar hurtos
Las autoridades de Juchitán aseguran que pese a la presencia de desconocidos en camionetas y mototaxis, no se han reportado actos de rapiña, gracias a las estrategias comunitarias de vigilancia de los vecinos. (CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL)
13/09/2017
03:40
Roselia Chaca / Corresponsal
Juchitán, Oax.
-A +A

justiciaysociedad@eluniversal.com.mx

Después del tercer día del sismo de magnitud de 8.2 en escala Richter, se presentaron actos de rapiña en diferentes secciones de la ciudad de Juchitán, la más afectada con 90% de los muertos en la entidad, por lo que los ciudadanos instalaron barricadas de protección.

La seguridad está en manos de los 287 policías municipales, quienes no portan armas; el Ejército aplica el Plan-DN-III-E realizando trabajos de entrega de despensa y atención a la ciudadanía para la demolición de edificios públicos, por lo que no apoya en labores de vigilancia.

Además, en la región se encuentran 2 mil militares en el área de ayuda humanitaria, levantando un censo de las viviendas afectadas. El mismo número de elementos de la Secretaría de la Marina realizan trabajos de recolección de escombros y vigilancia, así como 300 elementos de la policía del estado para la atención de los 42 municipios que se encuentran en la zona Istmo de Tehuantepec.

La presidenta municipal de Juchitán, Gloria Sánchez López, informó que sus 287 policías han tenido problemas para circular por toda la ciudad, debido a las barricadas que establecen los ciudadanos en las calles de las nueve secciones, así como en las colonias populares, lo que dificulta el aseguramiento de los delincuentes que aprovechan para robar casas-habitación.

“Los elementos de la policía municipal están dotados de 64 radios de comunicación y una base mixta que ayudan a que la comunicación sea directa y fluida. La vigilancia es completamente municipal en diferentes puntos de la localidad, pero se necesita reforzar esa área, por lo que hemos insistido en ese rubro”, dijo.

La alcaldesa aseguró que existe una sicosis en la ciudad, debido a la presencia de personas que a bordo de camionetas y mototaxis efectúan robos a casas-habitación, pero que no se han reportado actos de rapiña, gracias las estrategias comunitarias de vigilanci,a a cargo de los mismos vecinos, quienes desde el tercer día instalaron barricadas en las calles.

“La policía municipal recibió la alerta de un grupo de personas que realizaban robos y eso activó la sicosis en los vecinos. Algunos dispararon sus armas de fuego al aire, pero hasta las tres de la mañana no había ningún detenido”, detalló la edil.

El ayuntamiento no registra actos de rapiña en ningún establecimiento, debido a que la Policía Estatal mantiene hasta tres elementos armados en estado de vigilancia en centros comerciales, dando seguridad a los ciudadanos al realizar sus compras.

A pesar del informe oficial, los vecinos de las Séptima, Quinta y Octava secciones reportaron la circulación de dos mototaxis y una camioneta cuyos tripulantes realizaban robos, además de que en los altavoces comunitarios alertaron alrededor de las 2:00 de la mañana a los ciudadanos sobre la presencia de extraños, por lo que algunos vecinos dispararon al aire.

“En la calle de mi casa, una camioneta pasó a toda velocidad y se llevó los bloques que se colocaron para cerrar la vialidad después de las 9:00 de la noche, luego se escucharon unos balazos. La mera verdad, después de eso ya no dormimos. Además de cuidarnos de los temblores, ahora tenemos que cuidarnos de los asaltantes. Llevamos días sin dormir”, narró Antonia Ruiz, vecina del callejón Argentina de la Octava Sección.

Las réplicas no paran. Victoria Castillejos, vecina de 60 años, se hinca cada que se registra un temblor en donde sea que la encuentre, porque es lo que aprendió de su abuela y de su madre. Su alma, dice, no tiene paz ante los mil 353 movimientos telúricos que se han registrado en cuatro días.

“Antes teníamos la costumbre de arrodillarnos con la cara al cielo, pidiendo perdón por nuestros pecados, para reconciliarnos con nuestra vida, ahora nadie se arrodilla, nadie pide perdón por el mal que hace al prójimo o a la propia vida.

“No hay un solo día que no me hinque, mis hijos me reclaman que lo deje de hacer, pero debo hacerlo porque sólo así encuentro consuelo”, dijo la zapoteca, habitante de la Quinta Sección, quiene lleva cuatro días en un campamento-barricada en medio de la calle.

El director de Protección Civil del ayuntamiento, José Antonio Marín, informó que las réplicas continuarán, debido al proceso normal de un sismo de grandes dimensiones como el ocurrido el pasado jueves. Aunque no existe un método para pronosticar cuándo se registrará un sismo, pidió a la población no caer en sicosis ante el temor a un terremoto mayor, sino apegarse a los informes del Sistema Sismológico Nacional.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios