“Corrupción, un impuesto para los más pobres”

Ex secretaria de Estado de EU afirma que ciudadanos deben combatir el flagelo; resalta camino a la democracia de México, a pesar de ser una nación joven
Condoleezza Rice señaló que las personas que viven en un régimen democrático tienen el deber de “alzar la voz” por aquellos que no se encuentran en esa situación (CUARTOSCURO)
29/11/2017
03:53
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

La ex secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, afirmó que la corrupción representa un problema para la democracia en México y es un impuesto a los pobres.

Rice, quien dictó la conferencia magistral Democracia y libertad, en la sede Coyoacán de la Universidad del Valle de México (UVM), tuvo un diálogo con asistentes, uno de ellos le preguntó qué opinaba sobre el caso de México, donde en pleno escenario electoral las instituciones mexicanas están penetradas por la corrupción.

Condoleezza Rice respondió: “No soy una ciudadana mexicana y no me toca juzgar a sus gobernantes, pero puedo decirles que la corrupción es un impuesto a los pobres, es un problema para la democracia y depende de los ciudadanos del país insistir en que la corrupción se elimine de abajo hacia arriba o desde donde se encuentre. Tienen una mejor oportunidad de hacerlo en una democracia que en un sistema autoritario”.

Resaltó que “a pesar de ser una nación relativamente joven” es “de destacar lo que ha avanzado el país en su camino hacia la democracia”.

Otro de los asistentes le preguntó si la democracia le estaba fallando a los ciudadanos, a lo que la académica respondió que existe una tendencia de juzgar con mayor rigor a los regímenes democráticos que a los autoritarios.

“Creo que tendemos a juzgar a las democracias más duramente que a los regímenes autoritarios. A veces hay una especie de nostalgia hacia éstos, porque cuando la gente ve el progreso de China o Singapur, se olvidan de Zimbabwe, de Venezuela y de todos los malos regímenes autoritarios que existen. Tenemos que reconocer que las democracias tal vez tengan problemas con sus gobiernos, pero por lo menos tenemos la oportunidad de hacer algo al respecto”, dijo.

Rice dijo que no existe un pueblo en la Tierra que no tenga “el gen de la democracia. Alguna vez se dijo que los latinoamericanos preferían a los caudillos, pero ahora hay grandes democracias en México, en Chile y Colombia; que los africanos eran una sociedad tribal, pero hay grandes democracias en Ghana, Botswana y Sudáfrica. Se dijo que los alemanes eran demasiado marciales, pero les ha ido bastante bien con la democracia, o que los asiáticos estaban demasiado confundidos, pero hay grandes democracias en Japón y Corea del Sur”.

En medio de la conferencia, una de las asistentes se levantó y sostuvo una pancarta frente al escenario, donde se encontraba Rice dando su ponencia, en la que se leía ”War Criminal” o criminal de guerra, en su traducción al español. La joven permaneció en el recinto, pero personal de seguridad de la universidad le indicó que bajara su pancarta.

En el encuentro, Rice señaló que las personas que viven en un régimen democrático tienen el deber de “alzar la voz” por aquellos que no se encuentran en esa situación, y se refirió al caso específico de Venezuela, país que, señaló, no tiene ni siquiera los medios para alimentar a su población.

Mencionó que los medios de comunicación han transformado la democracia, puesto que en el pasado las personas se informaban a través de “fuentes comunes”, mientras que en la actualidad cada quien puede elegir en las televisoras o en internet lo que más se parezca a su manera de pensar. Esto ha causado que se reduzca la pluralidad.

“Eso ha generado que la gente no hable con quienes piensan diferente. Por eso, cuando encuentro a otros que piensan diferente, trato de callarlos, pienso que son tontos o no los quiero escuchar. Ese es el problema de la democracia. Tenemos que intentar recuperar una forma común para hablar de nuestros problemas en lugar de aislarnos”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS