​Clausuran empresa por descargar aguas residuales en Río Atoyac

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente constató que la empresa vertía aguas residuales directamente a un canal que conduce al Río Xopana, el cual es un afluente del Río Atoyac en Puebla
Foto: Profepa
26/09/2017
13:21
Astrid Rivera
-A +A

La empresa Santa Julia de Puebla, S.A. de C.V. fue clausurada de manera parcial temporal por descargar aguas residuales de manera directa al río Xopana, afluente del Río Atoyac, además de carecer de concesión, así como el permiso en el que se establecen los parámetros físicos, químicos y biológicos para el manejo de este tipo de residuos, informó la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Personal de la Profepa practicó una visita de inspección a la empresa ubicada en el Kilómetro 98.750 de la Autopista México- Puebla, municipio de Huejotzingo, Puebla, con el objeto de verificar el cumplimiento a sus obligaciones en materia de descargas de aguas residuales, establecidas en la Ley de Aguas Nacionales y en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Los inspectores constataron que esa empresa vertía aguas residuales directamente a cuerpos de aguas nacionales sin tratamiento a un canal a cielo abierto, el cual las conducía al Río Xopana, el cual es un afluente del río Atoyac. No presentó el permiso de descarga de aguas residuales vigente emitido por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

En la visita, los inspeccionados no presentaron los resultados de monitoreo de la calidad del agua que descargaba en el canal a cielo abierto, por lo que en el momento no se pudo comprobar que la empresa esté dando cumplimiento a las condiciones de descarga de aguas residuales, establecidas por la autoridad del agua.

La empresa no mostró la concesión para la descarga de aguas residuales vigente ni mostró el permiso, mediante el cual se establecen los parámetros físicos, químicos y biológicos, así como y los niveles máximos permitidos en las descarga de agua residual, determinados por la autoridad, con el fin de conservar y controlar la calidad de las aguas.

“El control de la calidad del agua representa un riesgo inminente de desequilibrio ecológico, daño o deterioro grave a los recursos naturales y, en su caso, de contaminación, con repercusiones peligrosas para los ecosistemas, sus componentes y para la salud pública”, indicó.

La Profepa impuso como medida de seguridad la Clausura Parcial Temporal de la descarga de aguas residuales, acción que se realiza a través del emplazamiento, por lo que no se podrá continuar descargando las aguas residuales provenientes del proceso de la empresa, hasta el cumplimiento a las medidas requeridas.

La clausura parcial temporal se levantará hasta que la empresa Santa Julia de Puebla, S.A. de C.V., cuente con el permiso de descarga de aguas residuales expedido por la Comisión Nacional del Agua en el cual se establecen las condiciones particulares de descarga.

lsm

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS