Cinvestav busca combatir obesidad utilizando fructanos del agave

Las “agavinas” funcionan en el sistema digestivo para generar sensación de saciedad
Los azúcares del agave pueden ayudar a atender los problemas metabólicos al combinarse con la flora intestinal conocida como microbiota, señalan expertos (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/01/2018
03:32
EFE
Guadalajara, Jal.
-A +A

El consumo de fructanos extraídos de la planta del agave, con la que se elabora el tequila, puede ayudar a disminuir el peso corporal y combatir el síndrome metabólico que genera la obesidad, además de la diabetes, la hipertensión y la osteoporosis, señalaron expertos mexicanos.

Mercedes López Pérez, integrante del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en Irapuato, Guanajuato, explicó que estos polisacáridos bautizados como “agavinas” funcionan en el sistema digestivo para generar una sensación de saciedad y disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

Para que estos azúcares del agave ayuden con los problemas metabólicos es necesario que se combinen con la flora intestinal conocida como microbiota. Las bacterias buenas presentes en la flora intestinal, conocidas como probióticos, absorben las agavinas “para transformarse en otras moléculas que mandan un mensaje al cerebro de que el estómago no necesita más alimento”, además de incrementar los niveles de insulina, dice.

“Es como si a los probióticos les diéramos su comida favorita, lo que los ayuda a multiplicarse y, al haber más de estos en el intestino, mayor impacto habrá en la salud”, detallaron.

Con más de una década de experimentación con ratones, el grupo de investigadores del Cinvestav encabezados por López Pérez han constatado que las agavinas ayudaron a disminuir los niveles de glucosa en los roedores. Estas sustancias también producen “ácidos grasos de cadena corta”, tienen un proceso bioquímico de síntesis que aminora los niveles de triglicéridos y colesterol en el organismo, además de que impacta en la disminución de la grasa corporal.

López Pérez explicó que en los estudios experimentales con ratones encontraron que un grupo de hembras con osteoporosis que consumieron agavinas por ocho semanas recuperaron toda su estructura ósea.

La especialista confía en que este efecto sea similar en humanos, puesto que han registrado algunos casos de mujeres que, aunque no forman parte de algún protocolo de investigación, “han consumido agavinas por mucho tiempo y su médico ha observado que pasaron de tener osteoporosis a osteopenia”, una desmineralización de los huesos menos grave.

En los próximos meses, los investigadores del Cinvestav y médicos del Hospital Civil de Guadalajara (en el occidental estado de Jalisco) iniciarán un protocolo de investigación para comprobar si tiene el mismo efectos que en los ratones.

Artículo

Agavines as an obesity prevention source

The body does not absorb agavines in the same way as fructose and glucose, so they will not spike blood sugar in quite the same way
Agavines as an obesity prevention sourceAgavines as an obesity prevention source

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS