Cinco años sin justicia tras mala praxis médica

Alicia y su esposo buscan justicia; hace cinco años le practicaron una cesárea en la que le quitaron su matriz
El matrimonio ha sufrido diversos abandonos de abogados. (Fotos: JORGE SERRATOS. EL UNIVERSAL)
07/01/2018
02:11
Isela Hinojoza
-A +A

Alicia Bautista Jiménez y su esposo Daniel Simón Armenta son un matrimonio que desde hace cinco años no descansa en su búsqueda de justicia, luego de que la mujer de 27 años estuvo a punto de morir cuando le realizaron una cesárea en la que nació su segundo hijo. La operación estuvo a cargo del doctor Isaías

Santiago de la Rosa, director General del Centro de Maternidad “Joaquín Colombres” en Puebla.

Hasta la fecha, aseguran los afectados, Isaías Santiago no se ha hecho responsable, a pesar de la denuncia en su contra.  

foto_15-06-17_8_57_56_p.m.jpg

El caso

Era 20 de junio de 2012 cuando Alicia ingresó al Centro de Maternidad, ubicado en la colonia Joaquín Colombres, en la capital de Puebla. Daniel Simón estuvo junto a su esposa para grabar el nacimiento de su hijo, pero le ordenaron salir del cuarto cuando la mujer presentó una fuerte hemorragia.

“Cuando me sacaron escuché que el doctor mandó llamar al ginecólogo porque mi esposa se estaba desangrando. Cuando yo contraté el paquete (de maternidad), tenía que estar un ginecólogo, quien debía realizar la operación; sin embargo, la realizó un médico general”, acusa.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Daniel narra que le pidieron ir al banco de sangre y cuando regresó, a su esposa ya le habían retirado la matriz para detenerle la hemorragia, aunque nadie firmó una autorización. No obstante, cinco horas después, seguía desangrando.

Daniel exigió una ambulancia para trasladar a su esposa al Hospital de la Mujer, ubicado en Agua Santa, donde estuvo unos días internada. Ahí diagnosticaron que la hemorragia se originó por una rasgadura en otra zona, y concluyeron no había sido necesario que le quitaran la matriz.

De acuerdo con la asociación Abogados de Negligencia Médica, “cuando un profesional médico de la salud incumple con sus deberes y ocasiona un daño a un paciente durante su ejercicio profesional, se considera que ha cometido una 'mala praxis', por lo que tendrá que enfrentar cargos en el área correspondiente al daño ocasionado”.

La de Alicia fue una de las mil 914 quejas emitidas en México en 2012, de acuerdo con la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed). Tan sólo en Puebla se recibieron siete quejas, las cuales, según reporta el portal de la Comisión, fueron resueltas todas.

negligencia_medica_a30i1412_54238734.jpg

Víctimas de la burocracia

La pareja detalla que el 26 de junio de 2012 levantó una denuncia contra del doctor De la Rosa en el Ministerio Público (MP), por lo que se inició la averiguación 4019/2012/Oriente.

Los afectados dicen que el médico les ofreció 60 mil pesos, a fin de detener el proceso en su contra, pero la entonces titular del MP, Deyla Arredondo, quien llevó en un principio el caso, sugirió que no recibieran dicha cantidad, debido a que, según sus estimaciones, la reparación del daño tendría que ser de unos 200 mil pesos.

Daniel Simón explica que la Comisión Estatal de Arbitraje Médico del Estado de Puebla (Cesamed) resolvió que no hubo negligencia, pero sí irresponsabilidad, por lo que el médico debía reparar el daño.

Tiempo después, la parte acusada cambió su versión, reportó que una doctora, identificada como María Eugenia “N”, fue quien realizó la cirugía y no el doctor De la Rosa. Ese hecho obligó al MP a cambiar de acusado, pese a que comprobaron con el video que De la Rosa fue quien operó, acusan las víctimas.

También, la pareja ha tenido que enfrentar el abandono de abogados que contrataron. Se trata de Braulio León, de la Firma “León y Castillo”, en 2012; Sergio Leonardo Rojas Rosas y Víctor Hugo Pérez Serrano, del Despacho “Tellez Bernal”, en 2015, así como Jorge Picazo y Ricardo Conde, en 2017, quienes accedieron a llevar el caso y después ya no supieron de ellos.

En mayo de 2017, ambas partes fueron citadas para la conciliación. Sin embargo, en el primer citatorio, dice la pareja, el médico no se presentó; al segundo llegó tarde y al tercero, al que sólo acudieron sus abogados, argumentaron que no han tenido respuesta de la aseguradora para pagar a los afectados.

“Lo único que queremos es ya terminar con esto, han sido cinco años de cansancio en búsqueda de justicia y sólo hemos sido víctimas de la burocracia”, dice fatigado Daniel Simón.

EL UNIVERSAL acudió al Centro de Maternidad “Joaquín Colombres” con el fin de obtener la versión del médico, respecto a la acusación en su contra. El doctor De la Rosa refirió que “siempre ha estado en disposición de reparar el daño de acuerdo a la ley”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS