Censura. Buscan cerrar revista sobre marihuana

En los últimos 28 años, Gobernación ha declarado 251 publicaciones con contenido ilícito para impedir su circulación
Contenido fuerte. Un juez federal frenó la prohibición emitida por la Secretaría de Gobernación para que Cáñamo. La revista de la cultura del cannabis, continúe circulando en el país (ESPECIAL)
08/09/2017
05:31
Pedro Villa y Caña
-A +A

Un juez federal frenó la prohibición emitida por la Secretaría de Gobernación (Segob) para que Cáñamo. La revista de la cultura del cannabis, continúe circulando en el país, en lo que es el primer caso en la presente administración federal que se declara como ilícita una publicación, que se suma a las 250 señaladas en esa situación en los últimos 28 años. 

En mayo de 2015, cuando inició la circulación de esta revista que es la única con esta temática en todo el país, la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas, organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob), abrió un expediente para declararla ilegal por fomentar acciones “en contra de la moral” y las “buenas costumbres”.

En el primer número de la revista, Tito Fuentes, guitarrista del grupo de rock Molotov, recomendó a los lectores que si deseaban fumar marihuana lo hicieran después de los 21 años, lo que ocasionó que la dependencia iniciara una investigación sobre los contenidos.

“Yo lo que les recomendaría con respecto a cómo me fue a mí y a mis amigos más chavos y más grandes etcétera, es que si van a empezar a fumar, lo hagan medio tarde, como a los 21 o veintitantos”, declaró el rockero.

A pesar de que los directores de la revista manifestaron ante las autoridades federales que no se fomentaba el consumo de la droga, el pasado 4 de julio de este año, el organismo dictó una resolución en la que declaró la ilicitud del título y contenido de Cáñamo.

La editorial informó que la decisión tenía como consecuencia inmediata que no se permita su circulación en el territorio nacional, así como imponer diversas sanciones administrativas, que van desde una multa hasta el arresto por 15 días, a los que dirijan, editen, publiquen, distribuyan y vendan la revista, con lo que la Secretaría de Gobernación impedía su publicación y circulación.

El 7 de agosto, los directores y abogados de Cáñamo presentaron una demanda de amparo ante el juez Décimo Tercero de Distrito en materia Administrativa de la Ciudad de México en contra de la resolución de la Secretaría de Gobernación, en donde alegaron violaciones a la libertad de expresión y de imprenta de la publicación como medio para garantizar el acceso a la información, a la cultura y al libre desarrollo de la personalidad de los lectores mayores de edad.

Una semana después, el 14 de agosto, se concedió la suspensión provisional sobre los efectos de la resolución de Gobernación, determinación que fue confirmada el 28 de agosto al concederse la suspensión definitiva, por lo que los directores de la revista informaron que “con la concesión de esta medida se permite su libre distribución y circulación por el territorio nacional por el tiempo que dure el juicio y la suspensión será revisada por un tribunal colegiado.

La audiencia constitucional fue fijada para el próximo 13 de septiembre, cuando el juez valorará las pruebas ofrecidas por el gobierno federal y los quejosos en el expediente 1111/2017.

En un comunicado, Cáñamo denunció que las acciones por parte del Estado mexicano intentan “callar una de las voces que se han pronunciado por un cambio en las arcaicas políticas de drogas que han provocado un desastre social en nuestro país y que impiden el avance cultural y económico que representa la industria del cáñamo y de la cannabis en México”.

Más casos en sexenio de Salinas

El caso de Cáñamo es sólo uno de la lista de revistas, periódicos y diversas publicaciones que han sido declaradas como ilícitas por el gobierno mexicano. Desde 1989 a la fecha, 251 fueron catalogadas en esa situación debido a su contenido.

Se incluyen en la lista revistas de armamento, pornografía, comics japoneses (hentai), así como periódicos con noticias de narcotráfico y nota roja, entre otras.

En información obtenida vía ley de Transparencia por EL UNIVERSAL, la Secretaría de Gobernación, a través de la Secretaría Técnica de la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas, detalló que fue en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari en el que más se impidió la circulación de revistas, con 127; seguido del gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León, con 52 títulos.

En el periodo de los gobiernos panistas bajaron los números al registrarse en la administración de Vicente Fox 36 y de Felipe Calderón 35.

En lo que va de la gestión de Enrique Peña Nieto, sólo la revista Cáñamo ha sido prohibida por el gobierno federal.

Según el Reglamento sobre Publicaciones y Revistas Ilustradas, cuya última reforma data de diciembre de 1982, se considera, en su artículo 6, como contrarios a la “moral pública y a la educación” el que las publicaciones contengan “escritos, dibujos, grabados, pinturas, impresos, imágenes, anuncios, fotografías y todo aquello que directa o indirectamente induzca o fomente vicios y constituya por sí mismo delitos”.

Recuento de las prohibiciones

En 1989, primer año del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, la Secretaría Técnica de la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustradas impidió la circulación de 41 revistas, entre ellas Valle de Lamentos! Un año después, la misma dependencia federal censuró la venta de 17 publicaciones.

Sin embargo, 1992 ha sido el año que más publicaciones han sido censuradas en un periodo de casi 30 años, puesto que 69 fueron sacadas de circulación debido a su contenido.

Entre las revistas que violaron la ley federal ese año se encuentran Nota Roja, Las gatitas del tejado, así como la revista estadounidense GUN &AMM y la española Gun.

En el periodo de Ernesto Zedillo Ponce de León, de las 52 censuradas, la mayoría de ellas fueron en 1999, debido a que la Secretaría de Gobernación impidió la venta y distribución de 49.

A partir de la época de los gobiernos panistas la declaración de revistas ilícitas bajó, puesto que en el periodo de Vicente Fox se contabilizaron 36 y en el sexenio de Felipe Calderón, 35 revistas.

También en el listado de publicaciones declaradas como ilegales al inicio del siglo XXI en México se encuentran algunas con información sobre armas, como las revistas estadounidenses GUN Magazine y American Handgunner, la española Armas y municiones, así como la mexicana Armamento Ligero y Deportivo.

En plena guerra antidroga, el gobierno de Felipe Calderón impidió la circulación de periódicos con información de narcotráfico como Pulso de la Frontera, distribuido en Chihuahua; el periódico Quequi, de Quintana Roo, así como El Criollo, distribuido en Tabasco.

Entre las últimas revistas que fueron declaradas como ilegales en el periodo de Felipe Calderón Hinojosa se encuentran Hentai, impreso gráfico en la que se muestran dibujo japones de índole sexual. Además, bajo el expediente 01-01190, Tacones Altos, revista importada de España y especializada en el fetichismo, fue impedida para circular y venderse en todo el país el 28 de marzo de 2007, por haber trasgredido el artículo 6, fracciones II y VI del reglamento que regula las publicaciones del país, al “adoptar temas capaces de dañar la actitud favorable al trabajo y el entusiasmo por el estudio”, así como por “utilizar textos en los que sistemáticamente se empleen expresiones contrarias a la corrección del idioma”. Con información de Diana Lastiri

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS