Cenapred ve tres escenarios de sismos que podrían afectar a la CDMX

El director del centro dijo que estos escenarios se contemplan ante la cercanía de la capital del país a la brecha de Guerrero; el menos factible de ellos es que se presente un sismo de magnitud 8.4 grados
(Foto: Archivo/EL GRÁFICO)
09/11/2017
16:02
Redacción
Ciudad de México
-A +A

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) tiene contemplados tres escenarios de posibles sismos que podrían afectar la Ciudad de México, por su cercanía con la brecha de Guerrero, la zona sísmica del país donde no se ha presentado un movimiento de gran magnitud desde 1985.

Al participar en el foro “Consulta del Marco Normativo de México ante los Retos del Marco Sendai para la Reducción del Riesgo 2015-2030” en el Senado,  Carlos Valdés, director del Cenapred, expuso que en el primer escenario se contemplan cuatro sismos de 7.5 y 7.7 grados como los ocurridos entre 1899 y 1911.

El segundo sería que en lugar de cuatro, sólo se presente un movimiento telúrico que pudiera generar un sismo de una intensidad 8.2 grados.

Y el tercer escenario, que es el menos factible, es que se presente un sismo de magnitud 8.4 grados.

“Si sumamos el del 57, han pasado 60 años, podríamos tener nosotros un sismo de magnitud 8.4. Ese es el escenario menos factible, porque el pasado histórico, y hablamos de 5 mil años, no se ha observado en esta región un sismo con esas características, un sismo de ese tamaño dejaría marcas sobre todo en la generación de un tsunami”, detalló. 

Valdés también evidenció que las fallas en la construcción de inmuebles fueron uno de los factores que, en el sismo del pasado 19 de septiembre, contribuyeron en el desplome de inmuebles como en el Colegio Enrique Rébsamen y el edificio Álvaro Obregón 286, en la Ciudad de México.  

Explicó, con base en fotografías, que en el colegio Enrique Rebsamen, donde murieron 19 menores y siete adultos, el espesor de las columnas y los balcones no estaban diseñados para soportar el peso del inmueble.

“Le añadieron tres o cuatro pisos y vean el espesor de los balcones, la casa de la directora, entonces hubo una modificación que no estaba adecuada con las columnas, por eso se viene (se colapsa) de frente”.

En el caso del edificio de Álvaro Obregón 286, donde murieron 49 personas, dijo que a reserva de conocer el dictamen a simple vista se observan columnas de diferente espesor.

Valdés González comentó que el sismo del 19-S de magnitud de 7.1 grados, fue equivalente a la energía liberada de 100 mil bombas atómicas, por lo que en la ciudad de México debemos estar preparados por estar en una zona sísmica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS