Cae poder adquisitivo de mexicanos: Coneval

En 20 entidades no pueden comprar canasta alimentaria; ingreso laboral en el país disminuyó 2.5%, asegura
15/02/2018
01:08
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que en 20 de las 32 entidades federativas del país aumentó el porcentaje de la población que no puede adquirir la canasta alimentaria con su ingreso laboral, donde se destacan los estados de Hidalgo con 8.6%; Ciudad de México que registró 6.8%, y Tabasco que tuvo un índice de 5.9%.

En contraste, en el mismo periodo las entidades federativas de San Luis Potosí, Zacatecas y Michoacán reportaron una disminución del porcentaje de 6.2%, 3.1% y 3.0%, respectivamente.

Tras difundir su informe trimestral del Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), el consejo indicó que el poder adquisitivo del ingreso laboral en México disminuyó 2.5% entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre del año pasado, por lo que estas cifras revirtieron las disminuciones observadas durante 2016, que habían sido resultado de una baja inflación.

El organismo detalló que esta disminución del ingreso laboral per cápita real entre el cuarto trimestre de 2016 y el cuarto trimestre de 2017 pasó de estar en mil 711.62 a mil 669.31 pesos.

“La explicación de este aumento en la población con un ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo radica principalmente en un aumento del valor de la canasta alimentaria de 9.0% en zonas urbanas y 8.7% en zonas rurales en este periodo, así como por una disminución en el ingreso laboral real de 2.5% anual en este periodo”, señaló.

El Coneval señaló en el informe que durante el cuarto trimestre del año 2017 el poder adquisitivo del ingreso laboral bajó 1.4%; sin embargo, en este periodo se redujo el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria, al pasar de 41.8 a 41%, derivado de un incremento en el número de personas trabajando en los estratos socioeconómicos de menores ingresos.

“En este periodo se observó un aumento en el número de trabajadores formales registrados en el Intituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a la par de una caída en la tasa de informalidad laboral de 0.2 puntos porcentuales”, indicó.

El consejo detalló que ni el ITLP ni el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior a la línea de bienestar mínimo constituyen mediciones de pobreza, toda vez que no incluyen todas las dimensiones y conceptos que señala la Ley General de Desarrollo Social; sin embargo, “estas dos variables sirven como señal preventiva de corto plazo sobre el ingreso laboral de las familias y su relación con la evolución del valor de la canasta alimentaria, es decir, sobre el poder adquisitivo del ingreso laboral de los hogares delos mexicanos ”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS