Autonomía de UNAM no debe ser pretexto para que autoridad no actúe

Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, aseguró que la autonomía no es sinónimo de aislamiento ni de impunidad
Autonomía de UNAM no debe ser pretexto para que autoridad no actúe
Foto: Archivo
26/02/2018
15:29
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

La UNAM es una entidad autónoma pero esto no debe ser pretexto para que las autoridades de procuración de justicia no cumplan con su deber aseguró Luis Raúl González Pérez, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Al término de la inauguración de la “Segunda Conferencia Internacional sobre Seguridad y Justicia en Democracia: Hacia una Política Centrada en los Derechos Humanos”, el ombudsman aseguró que la autonomía no es sinónimo de aislamiento ni de impunidad, “autonomía no es una barrera para que las autoridades competentes puedan perseguir el delito y prevenirlo”.

Aseguró que la autonomía se refiere a la capacidad que tiene la universidad para hacer planes y programas de estudio con la finalidad de que los universitarios resuelvan sus problemas educativos, de investigación y culturales, “pero no debe ser el pretexto para que las autoridades no cumplan con el deber que les asiste”.

El funcionario se solidarizó con los universitarios e hizo un llamado a la Procuraduría General de la República y a la capitalina a establecer estrategias que combatan al crimen organizado para ello, dijo, es necesario que los sistemas de inteligencia funcionen.

“El llamado es de solidarizarnos con la comunidad universitaria; yo aquí hago una exigencia a quienes tienen que prevenir y tienen que perseguir el delito. Las procuradurías de justicia tienen que estar articuladas. Se debe establecer una estrategia que tenga la inteligencia que permita ver en dónde está el crimen organizado, a dónde va para surtirse y después llevarlos a los chavos, hay que darle seguimiento en el campus, en dónde está esa asociación del crimen organizado, por eso los sistema de inteligencia deben de funcionar”.

González Pérez también invitó a los candidatos presidenciales y a diversos cargos de elección popular a plantear programas e ideas de gobierno en donde se comprometan a respetar los derechos humanos, además de brindar una seguridad ciudadana, combatir la desigualdad y pobreza y aplicar la ley sin distinciones.

“La coyuntura del país exige un diálogo nacional, a la vez plural, abierto y honesto, que de inmediato ayude a determinar las causas y la naturaleza de la violencia”.

En su oportunidad, Enrique Graue Wiechers, rector de la UNAM expresó que el Estado está obligado a garantizar la seguridad, justicia y respeto a los derechos humanos de los ciudadanos para poder convivir en paz.

Consideró que el gobierno mexicano está en deuda con los ciudadanos en materia de seguridad y recordó a las 150 mil vidas que ha cobrado la llamada guerra contra el narcotráfico, o los datos que colocaron al 2017 como el año más violento en nuestra historia reciente.

“México exige justicia ante la impunidad, así como un sistema judicial donde los mexicanos estén exentos del riesgo de ser privados de su libertad, amedrentados o violentados por las mismas instituciones responsables de procurar su seguridad y bienestar”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS