Así nacen (y así lucen) las fake news

Experto de la UNAM explica los pasos para crear una noticia falsa se crean, así como ganchos para que viajen tan rápido y además da tres tips para identificarlas
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL.
07/04/2018
07:15
José Pablo Espíndola
-A +A

El hallazgo de 17 cuerpos dentro de un tráiler por policías, conmocionó a la señora Rosa. La noticia la leyó en Facebook, no recuerda el nombre del portal, pero asegura que las imágenes eran impactantes. “Abrieron el tráiler y ahí estaban tiradas las personas, cadáveres tanto de niños, como de gente adulta, eran 17 personas en total”.

El suceso la impactó tanto que se lo platicó a sus hijos y a sus compañeros de trabajo, ella vende en el mercado de los dulces de la Merced. “Les dije a mis hijos que tengan mucho cuidado, mis compañeros de trabajo me dijeron que sí pueda ser cierto, por eso luego hay tantos niños o personas adultas que se desaparecen. Diario ando viendo el Face, diario me entero de muchas cosas así”.

Para ella y para los más de 59 millones de mexicanos que cuentan con un perfil en Facebook y Twitter, se ha vuelto normal consumir noticias a través de esta red social, lo cierto es que no toda la información que circula en internet es verídica.

“La verdad yo sí creo todo lo que dice el Face, yo digo que no mienten, tantas cosas que pasan, no creo que haya gente que mienta de esa manera, no con el dolor ajeno, sería muy cruel”, dice Rosa.

De acuerdo con un estudio que realizó el Massachusetts Institute of Technology (MIT) y que se publicó en la revista “Science”, las “Fake News” en Twitter "volaron más lejos, más rápido, a más gente y con más impacto que la verdad en todas las categorías de información”.

Los expertos calcularon que en promedio, una noticia falsa toma 10 horas para llegar a mil 500 usuarios de Twitter, comparado con las 60 que tarda una historia verídica. Además, las noticias falsas llegan, en promedio, a un 35% más de gente que las historias ciertas.

Rubén Darío Vázquez Romero, maestro en Comunicación por la UNAM, explica que fue Donald Trump quien acuñó el término “Fake News” refiriéndose más a portales de noticias que no le gustaban a él. Ahora, el término hace referencia a una noticia, un rumor, que corre sin comprobarse en las redes sociales. “Son noticias que no tienen sustento, regularmente son falsas, son rumores. Se empieza a utilizar muchísimo en temas de carácter político, más que otra cosa”.

Vázquez Romero dice que es posible que las noticias falsas viajen más rápido en Twitter porque “es mucho más sencillo abrir un perfil, la forma en la que se publica un posteo es mucho más fácil. Regularmente, las fakes tienen algún título muy escandaloso, o alguna fotografía alterada o algún elemento que despierta la curiosidad mórbida de las personas que reciben este tipo de noticias, por eso se virilizan tan rápido”.

Sin embargo, para el especialista de la UNAM, el fenómeno de las Fake News no es exclusivo de Twitter y en México podría ser Facebook el principal medio por donde se difunden noticias falsas. “En México, de acuerdo con datos de Comscore, la red social que más se utiliza es Facebook, de cada 100 veces que se aprieta un botón en cualquiera de las redes sociales que tienen presencia en México, el 95 son en Facebook, esto lo convierte en la red social más utilizada en nuestro país y también es una de las plataformas en la que más se mueven las Fake news”.

Vázquez Romero asegura que la técnica para difundir noticias falsas en la red social de Mark Zuckerberg es un tanto diferente y mayormente se hace durante procesos electorales. “Primero se abre un sitio de noticias falso, regularmente este tipo de sitios son muy fáciles de abrir, copian alguna plantilla que previamente ya tengan otros sitios de noticias, incluso los rellenan con noticias que son verdaderas. La noticia falsa la ponen en la portada o la destacan, y lo que se hace es que a ese portal ‘noticia.com’, se le crean redes sociales y de esta manera se pauta, principalmente, en Facebook, para hacer que muchas personas la puedan ver, y con sus títulos muy escandalosos y fotos adulteradas que puede despertar la curiosidad, por eso corren tan rápido”.

¿Qué hace creer a las personas en las Fake News?

Frases como: “Compártelo antes de que lo borren”, “Lo que el gobierno no quiere que leas”, “Esta información jamás la verás en los medios de comunicación”, acompañan a muchas fake news en las redes sociales y crean dudas en los usuarios porque existe una desconfianza ante el gobierno y los llamados medios tradicionales (periódicos, radio y televisión).

Estos tres ganchos sirven precisamente para aumentar la viralidad de las noticias.

“Evidentemente hay una crisis de credibilidad en los medios de comunicación, incluso tiene fecha, si uno revisa la tendencia de los contenidos compartidos y las consultas que se hacen a sitios de información en México, resulta que fue por septiembre de 2013 que los sitios de noticias comenzaron a crecer de una manera enorme”, cuenta Vázquez Romero.

El especialista liga este crecimiento con movilizaciones antisistema.

“Si tú revisas tu muro de noticias verás que al menos uno de cada tres contenidos es una noticias, en México es el contenido que más se comparte y fue a partir de septiembre de 2013 en donde digamos hubo una especie de rompimiento simbólico con los medios tradicionales”

“Es cierto que las personas tienen desconfianza en los medios y esto ha dado pie a que internet se convierta en la principal fuente de información de las generaciones que tienen menos de 30 años y que exista este fenómeno de las noticias falsas de una manera impresionante, puesto que al ser internet la plataforma más consultada para informarse, cualquier persona con cualquier intención pueda subir este tipo de noticias falsas que tienen otras intenciones más que las de simplemente mentir o hacer una travesura”, asegura Vázquez Romero.

¿Se deberían regular las noticias falsas en internet?

Para el experto es importante ponerle reglas a las Fake News en internet, pero bajo ninguna circunstancia regular la opinión pública digital, nadie tendría que decidir qué sí y qué no se puede decir en la red. La opinión de los ciudadanos sea del estilo que sea no debe estar baja ninguna circunstancia regulada.

Normalmente las fake news no son inocentes, en un contexto electoral tienen el objetivo de dañar la imagen de algún candidato, de algún funcionario, para así modificar la opinión pública digital y llevarlo a modificar su intención de voto.

“Las fake news en el contexto electoral sí deberían estar reguladas. Son un entramado, son una estrategia digital muy elaborada porque no es tan sencillo colocar una noticia falsa en tendencia, en realidad se requiere de muchos pasos, desde la construcción de un sitio, se requiere de una persona que entienda de estrategias y algoritmos para colocarlas en tendencia. Ahora, se requiere una inversión publicitaria porque además los sitios de noticias con las modificaciones que han tenido los algoritmos de las redes sociales, su alcance se ha visto disminuido de una manera impresionante, entonces por lo tanto se necesita inversión”, enfatiza Vázquez Romero.

Entonces, ¿qué es lo que podríamos hacer? El especialista sugiere que lo primero sea determinar si se está usando dinero público en inversión publicitaria. Segundo, deberíamos de ver de dónde están surgiendo esos recursos, ¿son recursos públicos?, porque si es así, se está cometiendo un delito electoral.

“Lo que se necesita es regular a las plataformas, no a las persona. Hay una gran diferencia entre regular las plataformas y regular a las personas. Lo que deberían de hacer sería pedirle a las plataformas información sobre quién está invirtiendo en pautas publicitarias para colocar un fake news en tendencia y sobre todo ver de dónde viene el dinero y quién es la persona que está pautando”, asegura Vázquez Romero.

Como parte de las acciones que Facebook está implementando en México para combatir la difusión de Fakes News, la red social se comprometió a reducir el alcance de las páginas y dominios que compartan repetidamente noticias falsas. Además, lanzó su programa de verificación de noticias a través de una alianza con #Verificado2018.

La idea es que esta iniciativa revise las noticias publicadas en la red social, compruebe los datos y clasifique su veracidad. Si determinan que un artículo es falso, Facebook degradará su relevancia en el Feed de Noticias y reducirá significativamente su distribución.

“Las personas buscan contenido auténtico e informativo en Facebook. Esta alianza con Verificado ayudará a mejorar la calidad de las noticias que las personas descubren en nuestra plataforma, dándoles más contexto sobre la información que consumen”, aseguró Luis De Uriarte, gerente de Alianzas Estratégicas de Facebook en México a través de un comunicado.

La red social también informó que cuando Verificado escriba artículos explicando el por qué una noticia es falsa, Facebook los mostrará en su herramienta “Artículos Relacionados” debajo de la noticia cuestionada y si alguien intenta compartirla inadvertidamente, recibirá una notificación alertándolo de que la veracidad de ese contenido ha sido cuestionada.

Adicionalmente, las personas que hayan compartido noticias que posteriormente se califiquen como falsas, recibirán una notificación para leer la información publicada por Verificado.

El poder de los usuarios

El especialista de la UNAM asegura que la difusión de noticias falsas en redes sociales es una corresponsabilidad. Por un lado es responsabilidad de los medios hacer un trabajo periodístico profesional y ético para recuperar la confianza de los lectores, pero también es una responsabilidad de los usuarios saber qué hacer ante una fake news.

“Si nosotros vamos a leer una noticia es porque nosotros queremos, no es porque nadie nos haya obligado o porque sea el único canal, el único medio, nosotros leemos una noticia porque la escogimos y debimos decidir leerla y debimos decidir compartirla. Toda es una decisión del usuario, no importa incluso que nosotros estemos leyendo noticias falsas, lo importante es la responsabilidad que vamos a tener con esa noticia, lo que vamos a hacer al encontrarla. Las noticias falsas no funcionarían si nosotros no las compartiéramos”.

Los lectores de noticias ya no son agentes pasivos dentro del ecosistema de la información digital, si bien es cierto, los medios deben tener ética y responsabilidad al informar, también los usuarios deben tener formación y aprender a distinguir las noticias falsas de las noticias verdaderas.

“Estos criterios para discernir información en medios digitales debería ser parte de la educación básica en este momento dado que las condiciones de los medios de comunicación cambiaron muchísimo. Algo así como cuando una persona no importa a lo que se dedique, recibe formación en redacción, formación cívica o formación en matemáticas. Es importante enseñar a entender, a discernir y calificar la información que recibimos a través de las plataformas digitales porque sería parte de una educación fundamental que deberíamos tener como ciudadanos y de esta manera contribuir a construir un clima de certeza en la información que recibimos diariamente”, explica Vázquez Romero.

En Twitter, por ejemplo, comenta Hugo Rodríguez, director de Políticas Públicas de mercados hispano hablantes de esta red social, “el tema de monitoreo es un tema constante en Twitter. Todo depende del reporte de nuestro usuarios, estamos hablando de que hay 500 millones de tuis al día en la plataforma, así que requerimos mucho que nuestros usuarios reporten estas actividades y esto detone un mecanismo de revisión de nuestros equipos de seguridad que trabajan 24/7 para atender y tomar una acción apropiada en el tuit que puede ser la eliminación del tuit o la eliminación de la cuenta, dependiendo la gravedad de la violación de la falta”.

“Es muy sencillo, si yo veo una noticia que dice que hay un toque de queda a las 10 de la noche en la Ciudad de México porque el narco amenazó que iba a matar a la gente y yo comparto es información, entonces la responsabilidad es mía, pero si yo la leo y la denuncio, entonces estoy haciendo lo correcto, estoy diciendo: esto es una noticia falsa, esto no es cierto, no hay ningún otro sitio de internet que lo esté replicando, no hay nada es las páginas oficiales, entonces esto está fuera de lugar, pero si yo contribuyo a crear esta incertidumbre, la responsabilidad recae sobre mí”, opina Vázquez Romero.

Para el especialista esta responsabilidad es prácticamente nueva porque antes estábamos muy acostumbrados a ser sujetos totalmente pasivos, éramos audiencias cautivas, pero ahora es al revés, los usuarios deciden qué tipo de contenido ver. Los usuarios son sujetos activos dentro del proceso de información.

“Si nosotros nos convertimos en un filtro de noticias podemos crear un panorama mucho más confiable de las noticias en México, ya no es el gobierno que está tratando de desinformarnos ni mucho menos, ni todos esos discursos de los 70 y los 80, sino en realidad somos los usuarios que contribuimos a crear este tipo de incertidumbre informativa, es nuestra responsabilidad, está en nuestras manos crear un clima totalmente de certidumbre en este ecosistema de noticias digitales”, asevera el maestro en Comunicación.

Claves para identificar una noticia falsa:

De acuerdo con el especialista de la UNAM, la primera clave para poder identificar una noticia falsa es bien complicado, pero es el sentido común, “a veces las noticias que se publican suelen ser muy escandalosas. Por ejemplo, “el hijo de Andrés Manuel tiene un deportivo”, o “Margarita Zavala se compara con el matrimonio Obama”, entonces cuando nosotros vemos este tipo de noticias lo primero que deberíamos hacer es desconfiar, sobre todo si vienen de un portal que desconocemos, que resulta nuevo o bien que no tiene alguna referencia inmediata”.

Vázquez Romero recomienda desconfiar y tratar de verificar la información en algunos otros portales que sí tengan la característica de ser portales periodísticos ya reconocidos, sino encontramos ninguna información, lo apropiado sería ir a las propias fuentes.

También sugiere ver en qué otras fuentes podemos encontrar información respecto de lo que estamos buscando y sobre todo, según él, es confiar en nuestro olfato, en nuestro instinto, ver si eso que se dice es cierto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS