​Asegura Profepa seis ejemplares de vida silvestre en Nuevo León

Los animales, entre ellos un búho, un mapache y dos venados, fueron rescatados por particulares y por personal de Protección Civil del estado
Foto: Cortesía
20/08/2017
18:26
Perla Miranda
-A +A

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente recibió, en diferentes actuaciones, seis ejemplares de vida silvestre que fueron rescatados por particulares y por personal de Protección Civil de Monterrey, Nuevo León.

En el municipio de Santa Catarina, la delegación de la Profepa recibió de manera voluntaria un ejemplar de búho cornudo (Bubo virginianus). El ave se encontraba en un domicilio del citado ayuntamiento, donde los habitantes del lugar se comunicaron con la autoridad pertinente para entregarlo.

Más tarde, se informó a la procuraduría sobre la captura de una garza verde (Butorides virescens) por parte de personal de Protección Civil de Monterrey, quienes dijeron que el ejemplar se encontraba en medio de una avenida muy transitada, por lo que procedieron a llevarlo ante esta autoridad federal.

En un tercer caso se recibió un ejemplar de mapache (Procyon lotor), el cual también fue rescatado por los cuerpos de auxilio del municipio de Monterrey y entregado a esta autoridad.

La delegación federal de la Profepa en la entidad indicó que los tres ejemplares se encontraban en buenas condiciones físicas y de salud, por lo que fueron liberados en una zona del Cañón de la Huasteca, lugar que reúne todas las condiciones para su supervivencia.

Esta Procuraduría también recibió el reporte de la captura de dos venados cola blanca (Odocoileus virginianus) en diferentes puntos del Estado.

Los dos venados son ejemplares machos jóvenes, por lo que no pudieron ser liberados, motivo por el cual fueron resguardados en las instalaciones del Bioparque Estrella y del Zoológico La Pastora.

Por último, la Profepa recibió, por parte de un habitante del municipio de San Nicolás, un Cacomixtle (Bassariscus astutus).

La persona refirió que la presencia del ejemplar en el patio de su casa era constante, por lo que decidió capturarlo y entregarlo a las instalaciones de la Profepa.

Personal de esta dependencia realizó una revisión física y conductual del ejemplar y determinó que no existía motivo para mantenerlo bajo resguardo, por lo que se tomó la decisión de liberarlo en una zona en el municipio de Santiago, Nuevo León.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS