IMSS tiene deuda de 2.5 billones por pensiones y jubilaciones: Arriola

Advierte el director del Seguro Social que a partir del 2018 el gasto en pensiones crecerá 10 mil millones de pesos, por lo que debe encontrarse el espacio para “acomodar” esa presión del gasto
09/11/2017
17:18
Astrid Rivera
Ciudad de México
-A +A

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene una deuda de 2.5 billones de pesos por el régimen de pensiones y jubilaciones de ex trabajadores, lo que representa un riesgo para la viabilidad financiera a largo plazo del Instituto, advirtió su director general Mikel Arriola Peñalosa.

Al comparecer ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, Arriola Peñalosa explicó que el Instituto tiene una deuda de 12 puntos del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, de 2.5 billones de pesos, por las pensiones y jubilaciones de ex trabajadores.

Indicó a partir del 2018 el gasto en pensiones crecerá 10 mil millones de pesos, por lo que se debe encontrar el espacio para  “acomodar” esa presión del gasto.

Destacó que se requiere hacer un manejo del gasto “astringente”, a fin de mantener la disciplina financiera, la cual de continuar como se ha desempeñado en los últimos años se podría llegar a 2035 con “buenas finanzas”.

“Yo podría pedirles que, por lo menos de aquí al 2035 que enfrentamos todos los años incremento, más o menos de 10 mil millones de pesos en el costo de nuestras pensiones, no generarle al IMSS más obligaciones adicionales, sin señalar fuente de fondeo, para que podamos llegar al 2035, donde deja de subir, con suficiencia”, expresó.

El director general del IMSS resaltó que a partir de la implementación de medidas de disciplina financiera y control del gasto, por primera vez en 35 años, en 2016 no se utilizaron reservas para financiar al Instituto, además de presentar un superávit de 6 mil 388 millones de pesos, por lo que anunció que la viabilidad del Instituto está asegurada hasta 2020 y de mantenerse el control de gasto y compras eficientes, podría llegar a 2035.

 Algunas de las medidas mencionadas para controlar el gasto del Instituto ha sido la realización de “compras eficientes”, con lo que en 2016 se registró un ahorro de 6 mil 493 millones de pesos por las compras consolidadas.

Además, contratación de servicios integrales, sustitución de parque vehicular por arrendamiento, licitación de seguridad para los inmuebles del Seguro Social y disminución del gasto en Prestaciones Económicas.

El Instituto, dijo, ha mejorado su eficiencia recaudatoria y alcanzó ingresos por 262 mil 32 millones de pesos, que representa un crecimiento de 16 % en la actual administración, situación favorable en la que destaca un acelerado proceso de formalización del empleo, que en los primeros cuatro años y 10 meses de esta gestión, alcanza tres millones 133 mil 980 plazas, cifra mayor que la creada en los seis años completos de las administraciones anteriores.

Comentó que  el cambio en el perfil epidemiológico de la población en el que se ha presentado un aumento en los padecimientos crónico degenerativos, representa un gasto creciente en el sector salud, por lo que el Seguro de Enfermedades y Maternidad enfrenta un déficit de 11 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) del 2017, es decir, 2.2 billones de pesos.

“Tenemos que actuar de manera preventiva y no curativa, se acabó el modelo curativo. Con el nuevo modelo de prevención, estamos llegando más o menos 25 o 30 años antes, a identificar, controlar cuatro enfermedades: diabetes, hipertensión, cáncer de mama y próstata”, enfatizó.

Como parte de las acciones preventivas se implementó el cuestionario Chécate en Línea, el cual se puede obtener en la aplicación para dispositivos móviles IMSS digital; Arriola Peñalosa indicó que hasta el momento han usado el cuestionario 45 mil personas de las cuales el 49% tiene riesgo alto de padecer hipertensión, 20% de desarrollar diabetes; 11% ambos padecimientos y 20% sin riesgo.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS