Animales de compañía, en espera de un nuevo hogar

Parque México se convirtió en centro de adopción y casa temporal; cientos de personas auxilian a perros y gatos desamparados
Quienes adoptaron a una mascota recibieron detalles del estado de salud del animal y se les informó sobre los cuidados que debían brindarles, sobre todo si resultaron heridos en el sismo del pasado 19 de septiembre (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
25/09/2017
01:13
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

El Parque México se convirtió en el refugio ideal para animales de compañía que quedaron en desamparo debido al temblor de 7.1 grados que provocó daños en inmuebles de varias zonas de la capital del país.

El domingo, la organización Mundo Patitas a través de María Esther Gaitán, compartió que tiene registro de 30 animales que fueron adoptados.

Aclaró que los perritos —de toda clase de razas— se van en calidad de un hogar temporal, sobre todo porque muchos de ellos llegaron con un estatus de extraviados, todavía se tiene la esperanza de que sus dueños los sigan buscando y los encuentren.

Al parque centenares de personas han llegado para buscar a su perrito e incluso a su gato. Muy pocos dueños han tenido la suerte de encontrar a su mascota.

Sin embargo, desde la mañana hasta tarde hicieron grandes filas y llenaron formatos con tal de no desamparar a los animales.

Debido a que la afluencia de gente era demasiada, en ocasiones hubo desesperación y enojo. Incluso altercados por querer acceder al lugar y poder tener a un animal de compañía.

Mucha de la gente llegó con la ferviente intención de ayudar, ya que también asistieron otras personas que traían comida para perros y gatos a donar.

“El compromiso es que si la gente se lleva al perro y el dueño aparece en los próximos días, se tiene que devolver, ese es el compromiso que las personas están asumiendo”, aseguró Gaitán.

Hay animalitos de todos tamaños: chicos, grandes, limpios, sucios, inquietos e, incluso, otros temerosos pero todos buscan regresar a su hogar o encontrar uno nuevo.

Una brigadista de Mundo Patitas comenta que hay perritos que si han llegado con collar y que quien los adopta se va con la advertencia de que si el dueño aparece lo tienen que regresar, pero pueden volver a adoptar otro.

EL UNIVERSAL constató como si se llevaron a algunos animales de compañía. Eso sí, primero preguntaron sobre su estado de salud y ahí mismo se les informó cuáles tenían que ser los cuidados.

Hubo quien adoptó a “Pepe”, un perrito con una herida en su patita y también a uno que presentaba síntomas de haber sido maltratado.

La gente se los puede llevar de inmediato, sólo basta llenar un formato y entregar una copia de un comprobante de domicilio, especialmente del IFE.

El Parque México fue acondicionado en lugares específicos para que los animales puedan estar mejor.

Se instalaron casas de campaña para protegerlos, también algunas jaulas para aquellos que presentaban un malestar físico y no tuvieran problemas con los demás animalitos en el sitio.

Un señor con su hijo buscaba un perro pequeño para su nieta; sin embargo, le convenció más uno de talla mediana que le hacía fiestas para irse con ellos.

“Yo me enamoré de ese”, se escuchaba decir a la gente justo al momento de conocer a los perros y gatitos albergados en el parque.

La perrita más chiquita que tenía la organización Mundo Patitas en espera de ser adoptada era “Guapa”; sin embargo, por su aspecto tipo callejero y porque estaba enferma nadie se la llevó hasta ayer.

“A nadie se le engañó, a la gente se le explicó, en este caso, que “Guapa” tenía heridas viejas como costras y además presentaba diarrea.

“Ella necesita mucho cariño, así que si alguien quiere dárselo por favor no renuncia a la idea de darle una nueva oportunidad de vida”, comentó la brigadista.

La vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos en la Asamblea Legislativa, Rebeca Peralta, ha dicho que se calcula que 30% de los perros tiene propietario, otro 30% es comunitario y 40% estaba en la vía pública, es decir, no tenían dueño.

Advirtió que con las afectaciones del sismo, el número de animales en situación de calle podría aumentar de manera considerable.

“Es urgente que conozcamos a la población canina en situación de calle para diseñar estrategias que permitan prevenir cualquier peligro en contra de la salud de los habitantes de la ciudad”, argumentó la legisladora perredista.

Detalló que en la capital del país hay cerca de un millón 200 mil perros, mientras que en todo el país, según la Secretaría de Salud federal existen 22 millones de canes, de los cuales 10 millones son callejeros.

“Es necesario atender a la población canina en la calle, porque muchos perros son abandonados a su suerte y tenemos que encontrar alternativas que permitan establecer un registro para brindarles una atención adecuada, que tengan una vida libre del maltrato físico y la falta de alimentos en la vía pública” insistió.

Consideró que el gobierno capitalino ha mostrado sensibilidad para atender a los animales de compañía y prueba de ello es que en febrero del año pasado destinó 60 millones de pesos para la construcción y operación del primer hospital veterinario en Iztapalapa.

Hasta marzo del presente año, la Secretaría de Salud local contabilizó 262 mil 531 vacunas aplicadas en las 16 delegaciones, de las cuales 216 mil 984 fueron para perros y 45 mil 547 para gatos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS