Alerta IMSS sobre las causas de la sordera

Dolor detrás de la oreja, con inflamación y enrojecimiento de la zona son síntomas de mastoiditis, que es resultado de infecciones del oído mal cuidadas
Especial
03/01/2018
13:02
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

Dolor detrás de la oreja, con inflamación y enrojecimiento de la zona son síntomas de mastoiditis, que es resultado de infecciones del oído mal cuidadas que se propagaron al hueso mastoides del cráneo (mastoiditis) y pueden causar sordera.

En esta temporada invernal son comunes los cambios bruscos de temperatura que provocan enfermedades respiratorias como rinofaringitis o rinosinusitis, por lo que médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan atenderse en forma oportuna para evitar infecciones en el oído que deriven en mastoiditis.

Jaquelinne Vázquez Ramírez, jefa de Consulta Externa del Hospital General de Zona 32 del Seguro Social, explicó que las otitis media aguda y crónica son las infecciones recurrentes del oído medio y las causas más frecuentes que provocan mastoiditis.

Existen mastoiditis agudas y crónicas; las primeras son comunes en niños, secundarias a infecciones del oído medio, y las crónicas se presentan en adultos que en la infancia padecieron el problema sin ser atendidos.

La especialista en otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello señaló que el hueso mastoides puede afectarse principalmente por infecciones como la mastoiditis, tumores y colesteatoma (destrucción de la membrana mucosa del oído medio).

El paciente que presenta esta afección es referido con el otorrinolaringólogo para corroborar el diagnóstico de la enfermedad.

Si el resultado es positivo, se inicia tratamiento médico con antibióticos vía intravenosa de 10 a 14 días, en caso de cuadro agudo.

En caso de mastoiditis crónica, secundaria a infecciones recurrentes de oído medio, el tratamiento es quirúrgico. Durante el procedimiento se limpia completamente la mastoides para evitar procesos infecciosos intermitentes y prevenir la formación de abscesos en el cerebro u otras complicaciones.

La recuperación del derechohabiente lleva alrededor de 28 días, con curaciones semanales para retirar las costras que se forman en la cavidad, además de valorar la capacidad auditiva por el daño que sufren los huesecillos del oído medio.

Es importante tratar cualquier cuadro respiratorio con el médico familiar, no automedicarse; aplicar las vacunas de influenza y neumococo que ayudan a evitar enfermedades respiratorias graves que pueden complicarse con otitis media.

La especialista invitó a hacer conciencia del cuidado de la salud, puesto que la mastoiditis es una complicación que no debería suceder, reiteró que en el IMSS se cuenta con antibióticos de amplio espectro para la atención oportuna de las infecciones de vías respiratorias.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS