Testigos denuncian a gobernador de Nayarit

Afectados acusan despojos y amenazas por funcionarios; comisión de diputados escucha testimonios de corrupción
Antonio Parra García, uno de los agraviados, señaló a Hilario Ramírez Villanu eva Layín de despojarlo de una bodega en el mercado de abasto (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/08/2017
02:16
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Con los testimonios de 10 de los más de 400 casos que han recabado en más de dos meses, ayer, los promotores de la creación de una Comisión de la Verdad que investiga la presunta corrupción en la administración del gobernador Roberto Sandoval, comparecieron ante los diputados locales de Nayarit para entregar expedientes y pedir que integren a la brevedad una comisión investigadora.

Los ciudadanos que hablaron ante los legisladores dieron cuenta de despojos y amenazas por parte de varios funcionarios públicos, entre ellos, el propio mandatario, el ex fiscal Édgar Veytia y el alcalde con licencia de San Blas, Hilario Ramírez Villanueva, quien desde que concluyó el pasado proceso electoral, en el que buscó la gubernatura, no ha vuelto a su cargo.

Durante tres horas, una comisión de diputados encabezados por el presidente del Congreso, el panista Leopoldo Domínguez, escucharon testimonios de Ricardo García Contreras, trabajador de Poder Judicial que en 2009 quiso competir por una plaza de juez en el Supremo Tribunal de Justicia, pero se le dijo que los nombramientos se harían de manera distinta, por lo que promovió un juicio de amparo que se prolongó hasta 2016.

Señaló que ese año, cuando estaba a punto de ganar el juicio, fue detenido por un delito que no cometió, acusado por testigos torturados y con pruebas plantadas; recordó que al detenerlo lo golpearon y torturaron por orden del entonces fiscal Veytia y lo mantuvieron preso y ais- lado 15 días, encerrado en el pabellón de enfermos mentales del penal estatal Venustiano Carranza.

“Como no me doblaron me dijeron que lo que me había pasado a mi le podía pasar a mi familia y tuve que ceder”, señaló.

Antonio Parra García, otro agraviado, narró que tenía una bodega en el mercado de abastos, donde comercializaba semillas, hasta que en 2012 llegó un abogado diciendo que el inmueble era propiedad de Hilario Ramírez Villanueva Layín y le mostró una escritura hecha por el notario 6, Arturo Luna López.

Como ignoró los llamados a negociar, comenzaron a hostigarlo con la presencia de gente armada a las afueras de su casa, hasta que confrontó a Layín y se hicieron de golpes; días después su bodega fue tomada por gente armada y aunque denunció el hecho en la fiscalía, ninguna autoridad hizo algo y hoy la posesión la tiene Ramírez Villanueva.

Luz María Navarro Zamorano denunció que el notario 6, Arturo Luna López, despojó a su familia de sus bienes al falsificar la firma de sus padres para nombrarse él como único heredero y albacea en un testamento.

José Cruz Torchado Partida acusó que el ex fiscal, en contubernio con el gobernador Roberto Sandoval, lo obligaron a venderles en 6 millones de pesos un terreno valuado en 24 millones; para que aceptara lo amenazaron con meterlo a la cárcel y terminaron pagándole con dos casas y un millón de pesos.

Alma Vidal, una de las promotoras de la Comisión de la Verdad, explicó que este movimiento inició a fraguarse a partir de las denuncias que comenzaron a hacer en redes sociales tras el arresto del ex fiscal en Estados Unidos, acusado de narcotráfico.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS