Somos daltónicos al capturar criminales: Policía Federal

Escudo Titán combatirá la impunidad y restablecerá el orden, dice; ”Quiero que la gente confíe; el Estado le devolverá la tranquilidad”
La primera etapa del operativo Escudo Titán se puso en marcha en Los Cabos, Cancún, Ciudad Juárez, Tecomán, Colima y Manzanillo (FOTOS: ESPECIAL)
01/02/2018
04:00
Manuel Espino Bucio
-A +A

[email protected]

La Policía Federal va por el control de las zonas afectadas por la violencia en el país, sin importar los grupos criminales que ahí se encuentren y cómo se llamen, advirtió el mando general de la corporación, Manelich Castilla Craviotto.

En entrevista con EL UNIVERSAL, dejó en claro que el objetivo es capturar a todos los generadores de violencia, incluidos los objetivos prioritarios federales y locales, para restablecer las condiciones de seguridad.

“Nosotros somos daltónicos a la hora de ver grupos criminales, no nos gusta identificarlos así, son generadores de violencia y son delincuentes que tienen órdenes de aprehensión. Algo que hemos dejado muy claro es que vamos tras el control de las zonas sin importarnos qué grupo criminal o cómo se hagan llamar, nos interesa el restablecimiento del país”, atajó.

Castilla Craviotto rechazó que se trate de una cacería de presuntos criminales, sólo es, puntualizó, una estrategia de seguridad con un enfoque distinto para hacer cumplir la ley.

“[Al operativo Escudo Titán] le llamaría una acción distinta de abatir la impunidad. Nosotros como policías federales y el Ministerio Público de la Federación no salimos de cacería, sino a cumplimentar órdenes y levantar información que sirva para que no exista impunidad”, respondió.

El comisionado general de la Policía Federal dijo que buscan pasar de un enfoque que “combatía estructuras criminales, y se centró muchas veces en las personas, a uno de establecimiento pleno de condiciones en el lugar donde estas personas operan. Esto es un enfoque distinto, no es un cambio semántico ni de retórica, es una acción que sin importar quién esté generando la afectación se cumpla lo que la ley establece para que en esa zona prevalezca el orden y la justicia”.

Aseguró que la corporación está preparada ante una eventual reacción violenta de los grupos criminales que operan y se disputan territorios en Los Cabos, Cancún, Ciudad Juárez, Tecomán, Colima y Manzanillo, donde su puso en marcha la primera etapa del operativo de investigación y de captura de delincuentes.

¿La Policía Federal va de cacería con este operativo?

—Yo no lo llamaría así, yo le llamaría una acción destinada a abatir impunidad. Nosotros como policías federales y el Ministerio Público de la Federación no salimos de cacería, salimos a cumplir órdenes de aprehensión y a levantar información que sirva para que no exista impunidad.

¿Pero van contra los principales delincuentes y homicidas, no?

—Vamos sobre todo tipo de objetivos que estén alterando las condiciones de convivencia en todo el país, esa es la intención, esa fue la instrucción que nos dio el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida.

Los objetivos que van a detener, ¿a qué organización criminal pertenecen? ¿Cómo los identifican?

—Nosotros somos daltónicos a la hora de ver grupos criminales, no nos gusta identificarlos así, son generadores de violencia y son delincuentes que tienen órdenes de aprehensión y algo que hemos dejado muy claro es que vamos tras el control de las zonas, sin importarnos qué grupo criminal o cómo se hagan llamar. Nos interesa el restablecimiento de condiciones en ciertos puntos del país.

¿Ser daltónicos no les impide ver a qué cártel pertenecen y si son los objetivos que quieren capturar?

—Nos referimos a que no nos importa ni cómo se hagan llamar, ni los colores ni las zonas donde estén trabajando ni tienen que ver con algún interés de otro tipo. No vemos más que las órdenes de aprehensión y lo que tenemos que hacer para obtenerlas.

¿Contra qué tipo de criminales van en específico?

—Hay objetivos de delincuencia organizada y son los fundamentales  que tenemos tanto a nivel nacional como regional.

¿Qué diagnósticos tienen en las ciudades donde acaban de implementar el operativo?

—Hay un estudio muy profundo sobre las razones que generan la violencia: ¿Quiénes la generan? ¿por qué? y, ¿qué es lo que está en disputa para algunos grupos criminales? Con base en eso, y en un análisis minucioso, se determinó entrar en estos primeros puntos. Vamos a evaluar los resultados en un lapso razonable.

¿Temen alguna reacción de los grupos criminales?

—Todo eso se ha analizado y se han medido los riesgos, sabemos que estos existen, pero también tenemos un trabajo de análisis previo que nos da confianza en cómo se están aterrizando los objetivos.

No se está improvisando absolutamente nada, todo está medido y estamos tratando de establecer mejores prácticas y toda la experiencia acumulada, tanto en la Procuraduría General de la República como en la Policía Federal, para que las cosas se den de la mejor manera posible.

¿Cuánto estado de fuerza podría desplegar la Policía Federal para hacer cumplir las órdenes de aprehensión pendientes?

—Siempre he sido muy reservado en esos datos, no me gusta señalar nada que pueda generar una ventaja para los grupos que queremos enfrentar, detener y, por ende, lo único que puedo decir es que se está pensando en el elemento humano suficiente; en las capacidades técnicas necesarias para que cada punto sea trabajado con la mejor y mayor eficacia.

¿Es el operativo civil más importante que se implementa desde que en 2007 se desplegó el Ejército?

—No quisiera hacer un señalamiento de ese tipo, ya hubo otras experiencias como en Michoacán, donde la Policía Federal tuvo una intervención muy importante, luego estuvo en Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua, en diferentes puntos del país.

Yo no quiero decir que sea el más importante, quiero decir que es el actual y el que se está instruyendo. Que está dotado de la experiencia de muchos años y que se está nombrando a mandos operativos con vasto conocimiento en operativos de impacto.

No me atrevería a decir si [el operativo Escudo Titán] es el más grande, eso no nos corresponde a nosotros, pero creemos que es el prioritario porque es el del presente y en el que estamos enfocados de tiempo completo.

¿Es un operativo contra la impunidad y cumplimiento de órdenes de aprehensión?

—Queremos dejar constancia de que estamos preparados para abatir la impunidad, porque no solamente estamos siguiendo estos objetivos, que tienen cuentas pendientes con la ley, sino que a la par estamos invitando a la denuncia. Queremos dar una señal de confianza en la ciudadanía para que se acerque a sus instituciones y sepa que hay capacidades suficientes en el Estado mexicano para devolver la tranquilidad, y que necesitamos sumar a la sociedad, sector empresarial y la academia, porque aquí todos somos necesarios para abatir este problema que tanto preocupa a los habitantes de las ciudades.

¿Hay un cambio de estrategia de combate al crimen organizado?

—Lo que me gustaría dejar plenamente establecido es que desde hace mucho tiempo nuestro trabajo se ha enfocado en generar condiciones de seguridad en el lugar, en las zonas donde se da la violencia.

Pasar de un enfoque que combatía estructuras criminales y que se centró muchas veces en las personas, y no en el establecimiento pleno de condiciones en el lugar donde operaban.

Eso es un enfoque distinto no es un cambio semántico ni de retórica, es una estrategia enfocada a que se cumpla lo que la ley establece.

También es provechoso para iniciar carpetas de investigación; a veces resulta frustrante que haya criminales que no cuentan ni con una carpeta de investigación iniciada; ya es tiempo de que la tengan.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS