“Quiero que mis hijas descansen en paz”

Dependencia para la Defensa del Menor intervino en el caso de la muerte hermanas
El pasado 12 de abril se difundió el caso del plagio y asesinato de un niño de tres años de edad en el municipio de Huimanguillo. Los presuntos responsables son una enfermera de 26 años y un estudiante de 18 (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
30/04/2018
05:09
Edgar Ávila / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Río Blanco, Ver.— En la muerte de las niñas Nefertiti “N”, de 16 años, y Grecia “N”, de 14, ocurrida durante un tiroteo en Veracruz, intervino la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del DIF-Nacional.

Según la investigación, esa instancia intervino para conocer el caso de las menores muertas el 10 de marzo en el municipio de Río Blanco.

Aunque las procuradurías locales, dependientes de los DIF estatales, tienen autonomía, la nacional tiene la facultad legal de velar y tutelar por los derechos de los menores; de ahí que hayan solicitado informes del caso.

“No atraerlo, pero sí intervenir. Hablar de una facultad de atracción es incorrecto, porque ese derecho lo tienen los órganos judiciales coercitivos. El DIF es un sistema encargado de cuidar que se cumplan y ratifiquen garantías marcadas por las normas constitucionales e internacionales”, detalló un especialista.

Aquel día, el reporte oficial daba cuenta que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) habían abatido a tres presuntos delincuentes al repeler una agresión. Se trataba de José Eduardo “N”, así como Nefertiti “N”, de 16 años, y Grecia “N”, de 14.

Al realizar labores de patrullaje sobre la avenida Camino Nacional, relataba el informe difundido como un éxito oficial, personal de la SSP marcó el alto a una camioneta con reporte de robo marca Honda, tipo CR-V, color dorado, cuyos tripulantes, al intentar darse a la fuga, abrieron fuego en contra de los policías. En el lugar fueron asegurados un fusil de asalto tipo AR-15 y dos pistolas.

Sin embargo, a las pocas horas hubo dudas de que pudieran haber sido objeto de una ejecución extrajudicial, lo cual fue negado por las autoridades ministeriales de Veracruz.

Mas tarde, la madre de las menores firmó una carta dirigida a medios de comunicación, instituciones y organismos para que no intervinieran en el caso, al asegurar que lo único que deseaba era que sus hijas descansaran en paz.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS